España ha registrado 7.209 nuevos casos de coronavirus y 37 muertes más por la pandemia desde el pasado viernes, según se desprende del informe publicado este lunes por el Ministerio de Sanidad, que da cuenta del fin de semana con menos contagios desde el verano de 2020.

Así, el boletín epidemiológico sitúa el total acumulado de casos de COVID-19 en 3.764.651 desde el inicio de la crisis sanitaria, mientras que las víctimas mortales ascienden a 80.689.

La incidencia acumulada, por su parte, si sitúa en los 92,46 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, con lo que baja 3,45 puntos desde el viernes pasado, aún en el umbral de riesgo medio. En estos momentos solo Andalucía continúa en riesgo alto, mientras que cinco autonomías están ya por debajo de los 50 casos, en el nivel de riesgo bajo.

A este respecto, Fernando Simón ha apuntado en rueda de prensa que la evolución la pandemia es "muy estable desde hace ocho o nueve semanas" y ha confirmado una "lenta" y "discreta" tendencia descendente que, según ha explicado, se mantiene desde entonces.

"La evolución es lenta pero estable en los últimos días hacia abajo, lo cual nos favorece además en la ocupación hospitalaria, que progresivamente va disminuyendo", ha señalado durante su comparecencia, indicando que esto se debe al descenso de la incidencia, pero también al hecho de que los nuevos casos están asociados fundamentalmente a los grupos no vacunados, que son más jóvenes.

En este sentido, y de acuerdo con el informe de Sanidad, la ocupación hospitalaria desciende levemente, situándose en el 2,3% de camas de hospitalización general y el 8,23% de camas UCI.

"Sigue habiendo fallecidos, desgraciadamente, pero lo cierto es que las cifras van disminuyendo", ha agregado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que ha cifrado la letalidad global de toda la pandemia en el 2,1%, aunque la letalidad actual -ha dicho- se sitúa "muy por debajo", en torno al 0,2-0,4% en las últimas semanas, algo que ha asociado a la vacunación.

Ello, en un momento en que más de 14 millones de españoles tienen ya la pauta de vacunación completa y con todos los mayores de 80 años ya inmunizados en nuestro país. Y es que la campaña de vacunación sigue avanzando a velocidad de crucero, a tal punto que el Gobierno ya plantea vacunar a los alumnos de Secundaria y Bachillerato antes del inicio del próximo curso escolar.

Son datos que llegan, además, coincidiendo con la reapertura del ocio nocturno en buena parte del país y a pocos días para que el uso de mascarilla deje de ser obligatorio al aire libre a partir del próximo sábado.