El Ministerio de Sanidad ha informado este miércoles de 8.665 contagios y 88 fallecimientos a causa de COVID-19 en España. De los nuevos casos de coronavirus, un total de 4.381 se han notificado en las últimas 24 horas y se han sumado a los datos oficiales que reflejan la evolución de la pandemia. Hay que tener en cuenta que el País Vasco no ha informado de los nuevos casos porque es festivo.

La incidencia acumulada vuelve a descender dos puntos respecto al día anterior y se sitúa en los 230,27 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos días. No obstante, sube en nueve comunidades autónomas (la que más Cataluña, donde asciende ocho puntos) y ocho regiones se mantienen en riesgo extremo.

También descienden mínimamente los hospitalizados, con 220 pacientes COVID-19 menos ingresados. La ocupación UCI baja del 23%. y ya por encima del 40% de solo se mantienen Ceuta y la Comunidad Madrid.

Con estos datos se confirma así la previsión del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias que afirmaba el pasado lunes que "la evolución muestra signos de esperanza". Del mismo modo lo ha corroborado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien ha remarcado que la evolución es "dispar" entre comunidades autónomas.

No obstante, en la rueda de prensa en la que repasó los datos de la pandemia, el también portavoz de Sanidad advirtió de la posibilidad de que a principios de semana que viene tengamos máximos de ocupación UCI . Será entonces, "si la transmisión se ha controlado", cuando "la ocupación podría descender", explicó el experto.

Desde el inicio de la pandemia, en España han fallecido 77.943 personas a causa del coronavirus y un total de 3.504.799 se han contagiado de la enfermedad y han sido confirmadas por prueba PCR.

En cuanto a la vacunación, el único método para lograr acabar con la pandemia, hoy se ha sabido que la vacuna de Pfizer necesitará una tercera dosis de refuerzo a los nueve meses de la última. Así lo ha confirmado el cofundador de BioNTech/Pfizer, quien no ha descartado que cada año se deba inocular la inyección, como ocurre con la gripe estacional.