El Ministerio de Sanidad ha sumado este miércoles 6.418 nuevos casos de coronavirus y 108 muertes a los datos oficiales que reflejan la evolución de la pandemia; cifras que reflejan un incremento de contagios pero un descenso en los fallecidos respecto a la jornada anterior, cuando se contabilizaban 4.941 nuevos contagios y 205 muertos por la enfermedad. De estos nuevos contagios, un total de 3.210 han sido notificados en las últimas 24 horas.

La incidencia acumulada (IA) baja hasta los 173 casos por cada 100.00 habitantes en los últimos 14 días, y se confirma así el continuo descenso que se venía registrando en las últimas semanas. Este descenso se observa en todas las comunidades autónomas, pero la velocidad es diferente en cada territorio y todavía hay "un número importante con niveles de riesgo 3 y 4", ha destacado Carolina Darias, ministra de Sanidad.

Así, la titular de Sanidad ha indicado que "tenemos que seguir perseverando en las medidas que sabemos que son efectivas y en la cultura del cuidado", y ha hecho un llamamiento para que las imágenes de botellones y aglomeraciones que se vieron el pasado fin de semana "no se repitan".

A la buena tendencia de la IA se suma una mejora en la situación hospitalaria. Allí, las hospitalizaciones bajan de los 8.000 casos y de los 2.000 ingresos en UCI. Con todo, cinco comunidades autónomas tiene la ocupación de UCI aún en riesgo extremo

En total, España registra ya 3.592.751 contagios y 79.208 decesos por COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

Tras el fin del estado de alarma, el panorama ha variado en la última semana y ya solo hay dos comunidades en las que se mantiene el toque de queda: Baleares y Comunidad Valenciana. A pesar de que otras regiones también solicitaron esta medida -Navarra, Euskadi y Canarias- los tribunales no han considerado pertinente permitirla.

Esta situación ha generado cierto malestar y algunas comunidades denuncian un caos jurídico que les impide gestionar las limitaciones y restricciones para atajar los contagios. Sin embargo, desde el Ejecutivo insisten en que las comunidades tienen "amplios instrumentos" para hacer frente a la pandemia.