El Ministerio de Sanidad ha notificado este lunes 11.067 nuevos casos de coronavirus y 91 muertes durante el fin de semana que se suman a los datos oficiales sobre la evolución de la pandemia. De estos contagios, un total de 1.017 han sido contabilizados en las últimas 24 horas.

La incidencia acumulada (IA) se sitúa en los 129,41 casos de coronavirus por cada 100.00 habitantes en los últimos 14 días, y solo el País Vasco y la Comunidad de Madrid continúan por encima de los 200 casos de IA. Así, la IA continúa su descenso, aunque Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha destacado que está siendo más "suave" que en semanas anteriores.

El también portavoz de Sanidad ha destacado que en las comunidades autónomas donde ha habido un leve repunte o una estabilización de los datos ha sido por los datos de "grupos poblacionales por debajo de 40 años". "En el momento en el que se produce una relajación de las medidas o empieza a haber un contacto social mayor de lo esperado, es en estos grupos en los que se pueden observar casos", ha indicado.

Por otro lado, la situación en los hospitales también mejora, descendiendo "muy lentamente" y de forma "mucho más estable", en palabras de Simón. Concretamente, la ocupación UCI se ubica en el 16,7%, y la ocupación hospitalaria en el 4,5%. Los riesgos de ingresos hospitalarios por COVID-19 son ya menores, como ha destacado el experto, "gracias al incremento de la inmunización de la población".

Desde el inicio de la pandemia en nuestro país, España registra ya 3.647.520 contagios y 79.711 fallecidos por COVID-19.

A estos datos hay que añadir el de la positividad, que es el que usa la Organización Mundial de la Salud para calificar la pandemia y considera que si está por debajo del 5%, como ahora en España, está bajo control.

Concretamente, los últimos datos registrados sitúan la tasa de positividad en el 4,9%. Y con estas cifras, el Institute for Health Metrics and Evaluation, centro investigador de la Universidad de Washington, creado por la Fundación Bill y Melinda Gates, ha situado a España en la recta final de la pandemia.