España ha registrado 9.732 nuevos casos de coronavirus y 48 muertes más desde el pasado viernes, la cifra de contagios y defunciones más baja en un fin de semana desde el verano pasado. En este sentido, no se comunicaba una cifra de fallecidos tan baja un lunes desde el 24 de agosto de 2020, cuando fueron 34.

El total acumulado de casos, por otra parte, se sitúa en 3.678.390 infecciones desde que comenzó la pandemia, que deja 79.953 víctimas mortales en nuestro país, según datos del Ministerio de Sanidad.

En cuanto a la incidencia acumulada, el informe de este lunes la sitúa en 121,75, tras caer 2,59 puntos con respecto al viernes, manteniéndose así en el umbral considerado de riesgo medio. Son los últimos datos epidemiológicos de mayo, un mes que deja una bajada de 100 puntos en este indicador.

A este respecto, Fernando Simón ha señalado este lunes que "la información de la epidemia se está estabilizando", con un "descenso muy lento" de la incidencia. La evolución -ha dicho- es "lenta pero muy estable desde hace ya bastantes días" y es posible que se mantenga así en las próximas semanas.

No obstante, las hospitalizaciones repuntan ligeramente, con 45 personas ingresadas por COVID-19 más que el viernes, hasta las 4.858. La ocupación hospitalaria sube así hasta el 3,91%, cuando el último informe la situaba en el 3,86%.

En cambio, baja el número de pacientes COVID en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI): si el viernes eran 1.426, con un 14,71% de ocupación de camas de Críticos, este lunes son 79 pacientes menos: 1.347, con un porcentaje de ocupación del 13,98%. En este sentido, aunque ha confirmado que "el descenso es generalizado", Simón ha advertido de que este es "muy lento" y que algunas comunidades aún mantienen sus UCI al 30% de ocupación.

Arranca así una semana clave para la campaña de vacunación, con la llegada de 4,6 millones de dosis más, en la que el Gobierno prevé alcanzar los 10 millones de españoles inmunizados. Este lunes, se han superado los nueve millones de vacunados con la pauta completa, según el informe de Sanidad, lo que supone un 23% de la población a la que se prevé vacunar y un 19,4% de la población total del país.