El Ministerio de Sanidad ha añadido este lunes 47.095 nuevos contagios de COVID-19 a los datos oficiales que reflejan la evolución de la pandemia de coronavirus, que se habrían producido durante el fin de semana. De estos casos, 3.218 han sido notificados en el último día. Los fallecidos por el virus desde el viernes ascienden a 909, siendo la cifra más alta de muertes registrada en un fin de semana durante la tercera ola.

Fernando Simón, director del CCAES y portavoz de Sanidad, ha recordado que "prácticamente todo el territorio español por encima del riesgo máximo". Y aunque ha destacado que estamos en un periodo de descenso en la transmisión, insiste en que los niveles de incidencia acumulada (IA) todavía muy elevados, con 667 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La IA ha bajado en todas las comunidades autónomas y ya no hay ninguna que supere los 1.000 casos.

Las hospitalizaciones también han descendido este fin de semana y la ocupación en planta se sitúa en el 21,56% . La ocupación UCI baja levemente hasta el 43,16% de ocupación. No obstante, hay seis regiones donde las UCI están ocupadas por pacientes COVID-19 por encima del 50%.

Desde el inicio de la pandemia, en España han fallecido 62.295 personas a causa del coronavirus y un total de 2.989.085 se han contagiado de la enfermedad, y han sido confirmadas por prueba PCR.

Mientras la curva de la tercera ola de la pandemia se estabiliza, las instituciones confían en los planes de vacunación para inmunizar a la población. Fernando Simón ha especificado que en el país ya se han administrado 2.105.000 dosis y hay un total de 786.400 personas vacunadas con la pauta completa.

En Cataluña este martes arranca una "nueva etapa de vacunación" administrando las primeras AstraZeneca a farmacéuticos, fisioterapeutas y personal de prisiones. También otros trabajadores esenciales como bomberos, policías y personal de protección civil y emergencias recibirán la vacuna en esta fase.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, que ha anunciado que a partir de este fin de semana se flexibilizarán algunas medidas, ha explicado que se va a adelantar un mes la vacunación a las personas de más de 80 años en la región. Emiliano García-Page ha indicado que así se espera "ganar etapas" al proceso de vacunación para poder llegar a verano con muchas más gente vacunada.