España registra 5.733 nuevos contagios por coronavirus y 33 muertes más en la última jornada, una cifra de defunciones que desciende así hasta niveles del verano de 2020, al ser la más baja desde el 28 de agosto. Además, seis comunidades no han notificado ninguna muerte en el último día: Baleares, Cantabria, Galicia, Murcia, Navarra y La Rioja.

Según el informe del Ministerio de Sanidad de este jueves, hasta la fecha se han comunicado un total de 3.631.661 contagios y 79.601 fallecidos en nuestro país desde que estalló la crisis sanitaria.

Por su parte, la incidencia acumulada se sitúa en los 139,89 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, un indicador que la víspera estaba en los 144,56 casos. Continúa, por tanto, el descenso de este parámetro y Euskadi se mantiene como la única comunidad en nivel de riesgo extremo, con 252,24.

El lunes, Fernando Simón ya avanzaba que las cifras epidemiológicas son "favorables" y que la mayor parte de comunidades experimentan una tendencia descendente, aunque alertó de que no se puede descartar que las aglomeraciones registradas tras decaer el estado de alarma, el pasado 9 de mayo, tengan aún algún impacto.

En cuanto a la presión asistencial, este jueves los hospitalizados por coronavirus en toda España bajan de los 6.000 y vuelven también a niveles de final de verano: son 5.950, 317 menos que la víspera. Desciende también el porcentaje de ocupación hospitalaria: 4,75% (el día anterior era el 5%).

Bajan también los pacientes ingresados en las UCI, con 50 menos que la jornada previa: en estos momentos, hay 1.690. La ocupación de camas de Críticos se sitúa en el 17,27%, frente al 17,7% de la jornada anterior.

Entretanto, la campaña de vacunación continúa su curso: ya hay más de siete millones y medio de españoles vacunados con la pauta completa de inmunización, mientras el Gobierno mantiene su objetivo de llegar al final del verano con el 70% de la población vacunada.