El Ministerio de Sanidad ha sumado este martes 5.516 nuevos contagios de coronavirus, de los cuales 2.941 se han registrado en las últimas 24 horas. Hay que tener en cuenta que la Comunidad Valenciana no ha informado de todos los casos por problemas técnicos. También se han notificado en España 201 muertos por COVID-19 en el último día.

La incidencia acumulada sube levemente a los 129 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos días. Hace ya una semana que la incidencia comenzó a ascender.

La peor situación se da en Melilla, con una incidencia de 514,53 casos; Ceuta, con 255,97; Madrid, donde la incidencia se ubica en los 222,74. A estas les siguen otras regiones que también superan la media nacional: País Vasco (192,09), Cataluña (166,73), Navarra (166,46), Asturias (157,90), Canarias (137,23) y Aragón (132,19).

Solo se mantienen en riesgo bajo la Comunidad Valenciana, con una incidencia de 29,30, y Baleares, con la incidencia en los 47,50 casos.

Madrid registra casi la mitad de contagios de toda España

Tan solo la Comunidad de Madrid ha sumado hoy 1.287 casos de los 2.941 que el ministerio reconoce como "diagnosticados el día previo". Una cifra que dista con mucho del resto de comunidades. De hecho, siguiendo a Madrid se encuentra de lejos el País Vasco con 348 casos.

Las cifras de la Comunidad de Madrid preocupan en un panorama nacional que tiende a un nuevo ascenso de contagios por COVID. La región ha incrementado su incidencia en cuatro puntos en las últimas 24 horas y se sitúa como la tercera comunidad más afectada detrás de Ceuta y Melilla.

Las tres superan los 200 casos de IA. Concretamente, Melilla supera los 500, Ceuta registra 255 y Madrid se queda a las puertas del riesgo extremo con 222.

Preocupación por la tendencia

Estos datos preocupan a las autoridades sanitarias que advierten que la evolución de la pandemia podría haberse estancado e ir camino de empeorar. María José Sierra, portavoz de Sanidad, explicaba el pasado lunes en rueda de prensa que "es esperable que, si no se corrige, en los próximos días tengamos un aumento en la incidencia". Del mismo modo, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, expresaba "máxima precaución y máxima preocupación" frente a un posible aumento de la curva.

En los hospitales españoles ya hay menos de 8.000 personas ingresadas con coronavirus, pero en las UCI permanecen 1.800 pacientes COVID-19, un dato que sigue siendo demasiado alto.

Desde el inicio de la pandemia, en España han fallecido 73.744 personas a causa del coronavirus y un total de 3.234.319 se han contagiado de la enfermedad y han sido confirmadas por prueba PCR.

Restricciones para Semana Santa

Hace unas semanas, el Consejo Interterritorial de Salud, en el que participan Sanidad y las comunidades autónomas, decidió restringir la movilidad y limitar las interacciones sociales en el periodo de Semana Santa y el pasado puente de San José. Pero la situación, cambiante, ha llevado a Darias a dejar claro que se podrían aplicar más restricciones si la situación no mejora.

En la rueda de prensa del pasado lunes recordaba que el acuerdo firmado es un "plan de mínimos", y afirmaba que las autoridades están "vigilantes" por si la evolución obliga a tomar nuevas medidas. "El virus no está derrotado y está a nuestro alcance evitar un nuevo repunte y una cuarta ola", añadía.