España ha sumado este lunes 8.167 nuevos contagios de coronavirus y 16 fallecidos a las cifras oficiales que reporta el Ministerio de Sanidad sobre la evolución de la pandemia. De estos casos, un total de 746 contagios se han notificado en las últimas 24 horas. En lo que respecta a las muertes, suponen la cifra más baja registrada durante un fin de semana desde el 27 de julio de 2020.

La incidencia acumulada (IA) se sitúa en los 104,56 casos de coronavirus por cada 100.00 habitantes en los últimos 14 días y mantiene su lento descenso al registrar casi cinco puntos menos que el viernes pasado. Pero, en palabras de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, este descenso sigue siendo "muy lento", y aunque por territorios "se va homogenizando", no ocurre lo mismo por grupos de edad.

"Los grupos vacunados tienen unas incidencias menores y los grupos no vacunados, desgraciadamente, y probablemente por la relajación de las medidas, han mantenido una incidencia estable e incluso ascendente". Destaca así el portavoz de Sanidad que esta relajación de las medidas es "entendible, pero probablemente excesiva", e insiste que es por ello por lo que la pandemia no desciende más rápidamente.

En cuanto a la situación hospitalaria, la ocupación de camas UCI por pacientes COVID-19 sigue descendiendo progresivamente y se ubica ya en el 9,7%. En cuanto al resto de ingresos, descienden hasta el 2,7%. Asegura Simón que el descenso "sigue siendo muy lento, por lo que debemos de mantener un cuidado particular".

Desde el inicio de la pandemia, en España han fallecido 80.517 personas a causa del coronavirus y un total de 3.741.767 se han contagiado de la enfermedad y han sido confirmadas por prueba PCR.

Esta se presenta como una semana clave en la campaña de vacunación, ya que la previsión del Gobierno es la de que en estos días se cumpla el hito de tener a 15 millones de personas con la pauta completa en nuestro país (esto es, o una dosis en el caso de los pacientes vacunados con Janssen, o dos si es de cualquiera de las otras formulas aprobadas). Y la cifra no parece difícil de conseguir si se mantiene el buen ritmo de vacunación, como ha ocurrido este fin de semana en el que se han inyectado 960.000 vacunas.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, no dudó en defender el pasado miércoles los datos que, insiste, abalan que la vacunación en nuestro país ha alcanzado "velocidad de crucero". "A pesar de que muchos dudaron de la capacidad de nuestro sistema sanitario, se cumplen los objetivos que estableció el presidente del Gobierno", expuso entonces Montero.

También Fernando Simón ha considerado que el programa de vacunación está "evolucionando muy favorablemente", y cree que es gracias a la vacunación de los grupos más vulnerables por lo que, pese a que algunas medidas 'anticovid' se han reducido, la pandemia evoluciona lenta, pero descendente.