El Ministerio de Sanidad ha notificado 9.663 nuevos contagios de coronavirus y 126 muertos en el último día. De estos contagios que suman a los datos oficiales sobre la evolución de la pandemia, un total de 5.087 casos han sido registrados en las últimas 24 horas. Estos datos confirman una tendencia que crece "lenta pero constante" y desigual entre comunidades autónomas, según ha destacado la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, en rueda de prensa.

La incidencia acumulada (IA) sube un punto respecto a la del día anterior y se coloca en los 202 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Asciende en un total de 11 comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco, Extremadura, Galicia, Madrid y Navarra). Todavía hay cinco comunidades que se mantienen en riesgo extremo y ocho en riesgo alto.

En cuanto a la situación en los hospitales, los ingresos bajan levemente, pero la ocupación de camas UCI por pacientes COVID-19 sigue siendo muy alta, en el 21,39% de ocupación y con siete regiones en riesgo extremo. La peor situación se registra en Madrid, La Rioja y Cataluña.

Desde el inicio de la pandemia, en España han fallecido 76.882 personas a causa del coronavirus y un total de 3.396.685 se han contagiado de la enfermedad y han sido confirmadas por prueba PCR.

La única salida a esta crisis sanitaria, que se alarga desde hace más de un año, está en las vacunas, con un plan de vacunación estatal que afronta esta semana de manera decisiva. Y es que la Agencia Europea del Medicamento debe decidir sobre el uso de la vacuna de Janssen, cuyos primeros viales ya han aterrizado en España y podrían acelerar el proceso ya que para alcanzar la inmunidad solo se precisa de una dosis.

La inoculación de esta vacuna se ha paralizado en gran parte de Europa y en Estados Unidos, donde se han registrado seis casos de trombos en los casi 7 millones de dosis puestas.

Pero pese a los obstáculos, la campaña de vacunación coge ritmo en estas últimas semanas. En el país se han superado los 11 millones de dosis inoculadas, un dato que supone el 87.4% de las dosis entregadas a las comunidades autónomas. "Todas las vacunas que llegan se reparten y se ponen con un ritmo muy elevado", ha destacado Calzón.