Desde el 16 de marzo, y pese a ser un crecimiento lento pero continuado, la incidencia acumulada no ha parado de crecer. Ese día, se encontraba en 128 casos; hoy, ese dato se coloca en 155 por cada 100.000 habitantes.

Si bien estamos más lejos que los datos que se apreciaban en Navidad, el efecto que podemos esperar puede ser similar al que ya vivimos en verano, como afirmaba en Liarla Pardo el matemático Santiago García y su modelo.

En el otro lado de este 'ring', está la curva de la vacuna. Y es que las comunidades autónomas han comenzado sus vacunaciones masivas, aumentando las inyecciones administradas y situando el récord diario en casi 307.000 pinchazos en un día, un rayo de esperanza ante esta nueva ola de contagios que parece inevitable.

Son las dos curvas que crecen en nuestro país y que, en algún momento (todavía lejano) deberán cruzarse, con los casos y los fallecidos cayendo y con la vacunación disparada. Quizás se llegue a ese escenario en verano, cuando se alcance ese 70% de vacunación fijado por el Gobierno.

Fijándonos territorio por territorio, vemos que Madrid y Navarra ya se han situado en riesgo extremo, superando los 250 casos de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes. Euskadi, La Rioja, Asturias y Cataluña están un escalón por debajo, con riesgo alto, con todas las demás en riesgo medio (salvo la Comunidad Valenciana, en riesgo bajo).

Volviendo a la 'curva positiva', la de las vacunas, vemos que este viernes llegaron más de un millón de vacunas de AstraZeneca, la mayor cantidad que se ha recibido en un solo pedido desde el 27 de diciembre. Además, el lunes llegarán 1,2 millones de dosis de la vacuna de Pfizer.

Si vemos los últimos datos de las comunidades autónomas, podemos apreciar un aumento de la incidencia acumulada en Euskadi, Cataluña, Andalucía, Galicia, La Rioja o Extremadura; con descensos en ese dato se encuentran Cantabria, Aragón, Canarias, Madrid, Navarra o Castilla y León.

Para los expertos, con este ritmo de vacunación no basta para frenar la cuarta ola, si bien dudan de su intensidad y de su duración. La OMS ya dio un tirón de orejas a los países miembros de la Unión Europea, alertando de lo "inaceptablemente lenta" que está siendo su campaña de vacunación.

Ahora, como diría el dicho, se espera que en abril lleguen vacunas mil. Será la segunda quincena de este mes, a partir de la semana del 19 de abril, cuando veremos los efectos de la Semana Santa y el papel que estarán jugando las vacunas en este apretón de cara a un verano cada vez más cercano.

Hasta entonces, sólo queda esperar a que una de las curvas, la de los contagios, no incremente demasiado, y la otra, la de las vacunas, se mantenga imparable.

Los datos de este sábado

Repasando los datos que nos deja este sábado, vemos cómo esta tendencia a que crezcan los contagios se mantienen. Uno de los casos más llamativos es el de Navarra, que comunica 201 casos, 42 más que el pasado sábado y cuya incidencia aumenta 87 puntos con respecto a hace siete días.

Caso similar al de Cantabria, que prácticamente dobla los casos respecto a hace una semana tras comunicar 73 contagios y un fallecido. Murcia notifica 17 positivos y dos fallecidos, aunque su incidencia crece, mientras que Aragón comunica menos casos que hace una semana pero su incidencia crece casi 20 puntos.