Las elecciones anticipadas en la Comunidad de Madrid que Isabel Díaz Ayuso quiere que se celebren el próximo 4 de mayo, para evitar una moción de censura como la puesta en marcha en Murcia, están en el aire. Y lo están precisamente por las sendas mociones de censura que han presentado Más Madrid y PSOE para evitar la convocatoria electoral.

Lo que ocurre es que el registro de las mociones de censura en la Asamblea de Madrid —que han sido luego admitidas a trámite —se ha producido antes de la entrada en vigor del decreto que disuelve la Cámara autonómica. Aunque no se puede disolver la Asamblea si se encuentran "en tramitación" mociones de censura, el PP madrileño tiene una baza para jugar ante los tribunales, y podría impugnar las mociones de censura al considerar que se han presentado en fraude de ley. Según confirman a laSexta, este es el paso que la presidenta regional está decidida a dar, aunque implique acudir a los tribunales, para defender la prevalencia de la disolución.

Pero antes de saber si la Comunidad de Madrid se verá sumida en cuestión de meses en unas nuevas elecciones o si finalmente se podría continuar con alguna de las mociones de censura, echamos las cuentas.

La Asamblea de Madrid cuenta con un total de 132 miembros, por lo que para que alguna de las mociones de censura salgan adelante para desbancar al PP del gobierno regional se necesitarían contar con los 67 votos de la mayoría absoluta.

Tras las elecciones autonómicas de mayo de 2019, el parlamento madrileño quedó repartido de la siguiente forma: el PSOE es el partido mayoritario con 37 escaños, aunque gobiernan en coalición el PP (con 30) y Ciudadanos (con 26). Le siguen Más Madrid, con 20 diputados; Vox, con 12; y Podemos-IU-Madrid en pie, con siete representantes.

Contando ya con los votos favorables a la moción de censura del PSOE y Más Madrid, y añadiendo también los del tercer partido del espectro izquierda (Podemos), la moción necesitaría del apoyo extra de algún otro partido. La izquierda madrileña se queda con 64 escaños, a tres de conseguir la mayoría absoluta.

Todo parece apuntar a que una moción de censura en Madrid no sería posible sin el apoyo de Ciudadanos, algo que, por otro lado, ya ha ocurrido en Murcia. En la Región, la 'formación naranja' se ha aliado al PSOE para presentar a Ana Martínez Vidal como candidata a la presidencia de la comunidad.