Después de que se haya filtrado parte de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 'procés', está previsto que la publicación oficial sea este lunes.

Tras dos años de la Declaración Unilateral de Independencia de la república catalana, según han asegurado a laSexta fuentes conocedoras de la decisión, el Tribunal Supremo ha acordado condenar a los líderes del 1-O por sedición y malversación.

A la espera de conocer las penas, se sabe que serán menores que las que solicitaron la Fiscalía (llegó a pedir 25 años en el caso de Junqueras) y Vox, la acusación particular, que pidió penas de hasta 74 años para los principales acusados.

"Son menos años. Estaríamos hablando de la petición que hizo la Abogacía del Estado, que depende jerárquicamente del Gobierno de Pedro Sánchez y pidió en torno a 8 o 12 años de cárcel", ha explicado Alfonso Pérez Medina, periodista de Tribunales de laSexta.

El Supremo descarta el delito contra el orden constitucional

El Supremo se inclina por la tesis de la Abogacía del Estado, que entendió que no hubo rebelión. Descarta que lo sucedido en Cataluña fuera un delito contra el orden constitucional.

La sentencia la tienen que firmar los siete miembros del Tribunal y, como no lo han hecho, estarían a tiempo de introducir cambios. Asimismo, también hay tiempo para que presenten algún voto particular concurrente o discrepante.

La filtración de parte de la sentencia ha molestado a los magistrados. "Hay mucho malestar en el Tribunal Supremo con esta filtración porque consideran que es un balón de oxígeno que pueden utilizar los dirigentes independentistas. De hecho, la defensa de Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull va a presentar una queja ante el CGPJ", ha añadido Pérez Medina.

Marchena, "disgustado" por la filtración de la decisión del Supremo

El juez del 'procés', Manuel Marchena, ha asegurado que está "disgustado" con la filtración y ha destacado que "no hay sentencia hasta el último minuto".

Sánchez comparecerá cuando se conozca la sentencia

Pedro Sánchez no se ha pronunciado, pero ha adelantado que comparecerá cuando la sentencia de haga pública.

Desde el Gobierno, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha revelado que el Ejecutivo está molesto con la filtración. Además, Montero ha mandado un claro mensaje a Quim Torra después de que él haya llamado a la movilización: "El President tiene que tomar nota, el Gobierno actuará de forma proporcional a los desafíos".

El líder del PP, Pablo Casado, se muestra dispuesto a respaldar al Ejecutivo si tiene que tomar medidas y el secretario general del PP, García Egea, ha insistido en que las sentencias deben acatarse.

Inés Arrimadas, portavoz de Cs en el Congreso, ha apelado a Pedro Sánchez para que no haya indultos. Además, ha pedido al presidente del Gobierno en funciones "que no deje tirados" a quienes han sufrido "los ataques totalitarios".

Desde Unidas Podemos piden prudencia y recuerdan las palabras de Marchena para insistir que la sentencia no es firme hasta que no incluya las firmas de todos los magistrados.

Íñigo Errejón, candidato de Más País, pide ser más cuidadosos: "Para que nadie dude de la separación de poderes, deberíamos conocer las sentencias cuando se firman y no cuando se filtran".

Vox considera escasa la sentencia y apunta que hay pruebas de que hay una organización criminal que dio un golpe de Estado. Javier Ortega Smith, secretario general de la formación, ha pedido "una condena de tantos años de prisión que no vuelvan a ver la luz durante décadas los golpistas".

El independentismo critica la filtración

El independentismo condena la filtración de la sentencia y desde JxCAT la consideran vergonzosa. "La sentencia no será ningún punto y final porque la determinación del pueblo de Cataluña es absoluta", ha afirmado Laura Borràs.

El president del Parlament, Roger Torrent, ha anunciado que habrá un pleno extraordinario para debatir la sentencia.