Gobierno y agentes sociales vuelven a reunirse este miércoles para alcanzar un acuerdo y prorrogar los ERTE, en principio previstos hasta el 30 de junio. La patronal y los sindicatos quieren que se amplíen hasta diciembre, mientras que el Ejecutivo aboga por ir poco a poco y hacerlo de momento solo hasta septiembre.

Tras la reunión fallida del pasado lunes, las partes se han emplazado a seguir negociando en un último intento por cerrar la extensión de los ERTE este miércoles por la tarde, tal y como avanzaban este martes fuentes del diálogo social a laSexta.

El Gobierno asegura que "respeta el ritmo de diálogo social" y se muestra confiado en alcanzar un acuerdo que afectará a más de dos millones de trabajadores que continúan en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo. "Tenemos gran confianza en un acuerdo entre Gobierno, empresarios y sindicatos", indicaba en este sentido este martes la ministra portavoz, María Jesús Montero.

Por este motivo, aunque en el Gobierno son partidarios de fijar el 30 de septiembre como próxima fecha límite a los ERTE y valorar más adelante si es necesaria una nueva ampliación, este martes no han llevado la propuesta al Consejo de Ministros para dar tiempo al pacto.

Por su parte, desde el sindicato UGT señalan que será mejor alargarlos hasta el 30 de diciembre "con un pleno control", pues ahora, dicen, sí se puede controlar la continuidad de los ERTE empresa a empresa y sector a sector.

Algunos economistas, no obstante, comparten con el Ejecutivo la idea de llegar hasta septiembre y luego ir valorando la necesidad de nuevas prórrogas, en función de cómo se vaya recuperando la economía.

Además de la duración de los ERTE, el otro punto de debate son las bonificaciones de las cuotas de las empresas, que el Gobierno pretende recortar. Una discusión que desde Comisiones Obreras creen que se cerrará con acuerdo.