El Gobierno de Aragón ha anunciado que cuatro de sus comarcas, en las que se incluye la ciudad de Zaragoza, pasan a una fase 2 más estricta.

La decisión se debe al aumento de contagios de coronavirus en la región donde los casos detectados en el último día ascienden a 422 (de ellos 333 en Zaragoza) y los brotes activos son 56. Gran parte de estos casos, que suman ya 1.852 desde el viernes día 17, son asintomáticos, y se ha incremento levemente los pacientes hospitalizados y de ingresos en UCI.

"Aunque el sistema no está en riesgo, nos obliga a adoptar decisiones", ha explicado en rueda de prensa la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

La medida afecta a la comarca Central, Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe y Monegros, que dejarán atrás la "fase 2 flexibilizada" en la que sí permanecerá la mayor parte del territorio aragonés: las comarcas de la Litera y Cinca Medio, Huesca capital y la ciudad de Barbastro.

Con esta decisión, el ocio nocturno se restringe y las reuniones de amigos o familiares se limitan a un máximo de 10 personas tanto en espacios abiertos como en espacios cerrados. Las peñas serán cerradas.

También se establece el cierre obligatorio de los locales de ocio nocturno, bares y terrazas a medianoche y se prohíben los botellones.

No obstante, las salidas a la calle no quedarán restringidas por tramos horarios en función de la edad.