Cuarta noche de disturbios violentos en manifestaciones en apoyo al rapero Pablo Hasél, que ingresó en prisión el pasado martes, que se salda con cuatro nuevas detenciones en Cataluña: dos en Barcelona y otras dos en Girona, de acuerdo con el último balance ofrecido este viernes por los Mossos d'Esquadra. Además, en ambas ciudades se han registrado ataques contra entidades bancarias, quema de barricadas y lanzamiento de objetos, según la Policía catalana.

En la Ciudad Condal, algunos manifestantes violentos han arrancado una señal de tráfico con la que han reventado el escaparate de una sucursal de la Caixa en el Barri Gòtic y han penetrado en el local, donde han destrozado el mobiliario y los ordenadores, e incluso tratado de prender fuego al establecimiento, tal y como se observa en el vídeo que acompaña estas líneas.

La manifestación ha partido a las 19:00 horas de la Plaça Universitat y, durante el recorrido, algunas personas han destrozado cajeros automáticos. La concentración ha recorrido la Via Laietana y se ha detenido algunos minutos frente a la Jefatura Superior de Policía, donde se han lanzado botellas y todo tipo de objetos contra las furgonetas de los Mossos d'Esquadra.

En Pla de Palau, los manifestantes han montado una barricada en la que han ardido en torno a una decena de contenedores. Aunque los participantes en la protesta posteriormente se han disgregado por diferentes zonas, en el momento de mayor afluencia se han juntado aproximadamente unas 2.000 personas, entre un fortísimo dispositivo policial.

Por su parte, los Mossos han confirmado en Twitter que grupos violentos han roto los cristales de varias entidades bancarias e incluso han lanzado piedras a los vecinos que se lo recriminaban desde los balcones. También han denunciado saqueos y actos vandálicos contra establecimientos comerciales y lanzamiento de objetos contra una comisaría de la Rambla.

 

Mientras, también en Girona se han registrado lanzamientos de petardos y botellas y han ardido barricadas. No obstante, laSexta ha presenciado un desencuentro entre los propios manifestantes, con unos intentando prender fuego mientras otros participantes en la protesta trataban de apagarlo.

Los Mossos han informado de que también allí se han registrado lanzamientos de piedras contra la línea policial, en la zona de la Subdelegación de Gobierno, y de manifestantes que han desmontado mobiliario urbano para arrojarlo contra los agentes, mientras que algunas personas han roto los cristales de una entidad bancaria en la plaça Mercadal.

En Vilafranca del Penedès, grupos violentos han lanzado piedras, pirotecnia y pintura a los agentes que custodian la Comisaría de la localidad, han destrozado las vallas de seguridad de la sede policial y han causado daños con lanzamientos de pintura y piedras a un vehículo policial, de acuerdo con la Policía autonómica.

La CUP denuncia una agresión policial a un diputado

Por otra parte, la CUP ha denunciado que su diputado Dani Cornellà ha sufrido una "agresión totalmente injustificada" por parte de los Mossos durante las protestas en Girona. Según la formación, el diputado "intentaba mediar durante la detención de un manifestante" cuando esta tuvo lugar:

 

Colau condena los disturbios

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha hecho un llamamiento a la calma y a la unidad de los partidos políticos y ha emplazado al PSOE a agilizar la tramitación del indulto solicitado por Unidas Podemos. Colau ha comparecido brevemente ante los medios para recordar que manifestarse es un derecho, pero que "los altercados no son la solución y no están justificados", porque únicamente perjudican a los vecinos y los comercios.

La alcaldesa también ha señalado que "lo más grave" que ha pasado estos días es que una manifestante ha perdido la visión de un ojo durante las protestas, se investiga aún si por un proyectil de foam lanzado por los Mossos. "No es normal que una persona por manifestarse pueda perder la visión de un ojo", ha indicado Colau, que ha pedido reabrir en el Parlament el debate sobre el uso de los proyectiles de foam por parte de la policía.

[[H3:Los Mossos exigen una reunión urgente con Sàmper]]

El conjunto de los sindicatos de los Mossos d'Esquadra han pedido una reunión urgente con el conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, ante la gran crispación que vive el cuerpo y tras las críticas por su papel en estas protestas.

En un comunicado conjunto, los nueve sindicatos aseguran que los ánimos en el colectivo están muy crispados y piden una reunión de carácter urgente, este mismo fin de semana si el conseller está dispuesto, "ante la grave situación generada en las últimas jornadas y las críticas" a esa institución, "para buscar una solución inmediata".