Esta es la cuarta renuncia que se produce en el gobierno del Ayuntamiento de Móstoles en menos de un mes. Alicia Domínguez Villarino, cargo de confianza de Noelia Posse, ha renunciado como coordinadora de Gabinete de Alcaldía tras salir a la luz que es amiga de la infancia de la alcaldesa y que fue fichada a dedo con un sueldo anual de 52.000 euros.

Cuatro dimisiones en menos de un mes

La primera revocación fue la de Laura Posse, hermana de la alcaldesa, que fue nombrada coordinadora de mensajes y redes sociales con un sueldo de 52.000 euros anuales. Su nombramiento generó gran polémica y malestar entre los socialistas madrileños y sus socios de Gobierno, Más Madrid-Ganar Móstoles, que le pidieron una rectificación.

Su nombramiento causó indignación entre algunos vecinos, que convirtieron el pregón de las fiestas patronales de la localidad en una protesta contra Posse, a donde se presentaron con gritos de "ladrona", silbidos y pancartas en su contra.

Después se produjo la renuncia del tío de la regidora, Héctor Posse, que fue ascendido a director técnico administrativo de Deportes del Ayuntamiento con un complemento salarial de 1.607 euros mensuales.

A estas dos renuncias se sumó, este jueves, la de Luis Vázquez como gerente del Instituto Municipal del Suelo. Este nombramiento también fue muy criticado debido a la gestión de Vázquez frente a la Fundación Clínica Universitaria de la URJC, de donde fue despedido por las pérdidas acumuladas, y al "desorbitado" sueldo que iba a percibir, en torno a los 300.000 euros.

Toque de atención del PSOE madrileño

Los socialistas se han mostrado muy críticos con la actuación de su alcaldesa en Móstoles. José Manuel Franco, secretario general del PSOE en Madrid, ha apuntado este viernes en la Cadena Ser que "desde el punto de vista ético, es un poco obsceno lo que ha sucedido, aunque no es ilegal".

"Desde el punto de vista ético, es un poco obsceno lo que ha ocurrido (...) Si se dan nuevos casos similares, tendríamos que estudiarlo".

"Los nombramientos se han producido de manera simultánea y nos hemos encontrado con que han salido paulatinamente. En el PSOE tenemos tolerancia 0 con cualquiera de estas situaciones", ha añadido durante la entrevista.

Y es que las actuaciones que se han llevado a cabo desde la toma de posesión han provocado que el partido haya perdido "la confianza" en la alcaldesa, aunque José Manuel Franco ha señalado que está "seguro de que volverá a ganársela".

Sin embargo, el líder socialista ha querido lanzar una advertencia a Noelia Posse: "Si se dan nuevos casos similares tendríamos que estudiarlo. El acta de concejal, en este caso, pertenece a la persona, pero sí pondríamos en marcha todos los mecanismos de la Comisión de Ética para tomar las medidas adecuadas".