La invasión de Rusia en Ucrania lleva días en un escenario de guerra larga o de desgaste, en el cual, según el analista Fernando Cocho, las tropas de Putin buscan "machacar" al país "para doblegar a la población".

Tras 52 días de conflicto, ambos países han malgastando una enorme cantidad de armamento. Según fuentes independientes, Ucrania habría perdido hasta 790 vehículos militares, apenas una tercera parte de los que habrían perdido los rusos.

Esto marca una segunda fase de invasión con dos bandos ya muy desgastados. Rusia, que no ha dado cifras oficiales de bajas, habría perdido entre 20.000 y 40.000 tropas; por otro lado, Zelenski reconoce haber perdido al menos 3.000 soldados ucranianos en combate.

Ante una guerra de desgaste, ni siquiera la ayuda internacional a Ucrania podría sostenerse. El analista de defensa y seguridad Jesús Manuel Pérez Triana explica en el vídeo que Estados Unidos, por ejemplo, ya habría entregado un tercio de sus misiles Jabelin a Ucrania, así como una cuarta parte de sus misiles tierra aire Stinger.

Mientras tanto, las autoridades de la región de Kiev hoy han confirmado el número de bajas civiles tras el repliegue ruso de la región: más de 900 personas. Un conflicto que se alarga y se recrudece a cada día que pasa y para el que ninguno de los dos países está preparado.