El Partido Popular considera que es una victoria suya que la Mesa del Congreso haya decidido la suspensión de los políticos presos. Teodoro García Egea ha asegurado que si se produce la suspensión es por la "presión" del PP. El número 2 de Casado en el partido ha comparecido en el Congreso después de que lo haya hecho Ana Pastor, la ex presidenta del Congreso que hace unos días defendía la necesidad de pedir un informe a los letrados, y que ahora ha acusado al PSOE de dilatar la suspensión solicitando ese informe.

Pastor cree que se han perdido varios días "innecesariamente", porque según ella la aplicación era inmediata. El PP remitía a un artículo del reglamento del Congreso para ejecutar esa suspensión automática, aunque los letrados de la Cámara han avalado la medida pero basándose en un artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Ha dicho también que esa suspensión se ha hecho "por imperativo legal".

Ciudadanos cree que la presidenta del Congreso, Meritxel Bate, ha hecho el ridículo "y ha permitido que se humille a los españoles". El portavoz parlamentario José Manuel Villegas ha dicho que el PSOE "no quiere quedar mal con los separatistas".

Irene Montero, la portavoz de Unidas Podemos, que ha votado en contra de esa suspensión, ha explicación que ese desacuerdo viene porque consideran que la decisión de suspender o no a los políticos independentistas la tenía que tomar el Supremo.

Para Vox también es una medida que se ha tardado en tomar, "que Batet ha ido dilatando cuando era evidente". Y han explicado que ellos van más allá y piden su invalidez "para aquellos que atacaron (a la Constitución) jurando el cargo".

La primera reacción del Gobierno tras conocerse la decisión de la Mesa del Congreso es de la ministra en funciones María Jesús Montero, que ha dicho que Batet ha actuado de modo" impecable".