Cifuentes fue espiada cuando era delegada del Gobierno, es lo que asegura Jesús Gómez, el diputado del PP que alertó sobre la cuenta en Suiza de Ignacio González: "Imagino que se siguió a Cifuentes para encontrar algo que perjudicara su imagen".

Según Gómez estos seguimientos se hicieron con dinero público, por orden de un despacho de abogados relacionado en última instancia con Ignacio González. Algo que Cifuentes niega haber conocido: "Si se me hubiera espiado no fui consciente. Gómez tenía que haber ido al juzgado".

Pero Gómez desmiente la versión de la presidenta madrileña, de hecho asegura que fue él mismo quien la avisó: "Yo le dije a Cifuentes que le habían espiado. Según parece ella no lo quiso denunciar".

'Ok Diario' va más allá y relaciona ese espionaje con los pagos de la comunidad vicepresidida por Ignacio González a una empresa. Entre 2010 y 2014, Jotrinsa, sociedad dedicada al mantenimiento de vehículos, recibió del Gobierno madrileño 2,6 millones de euros en adjudicaciones.

Según este periódico, uno de los apoderados de Jotrinsa es quien dirige el despacho que Jesús Gómez relaciona con González y con los espionajes.