Se cancelan todas las fiestas populares y verbenas de Madrid hasta el mes de octubre. El Ayuntamiento de Madrid ha decidido suspender las fiestas de los 21 distritos de la capital de mayo a octubre por la crisis del COVID-19.

Así, los 4.100.000 euros que se ahorrarán al suspender todos los festejos de la capital se destinarán a ayuda social, según ha informado la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

Tal y como ha apuntado, se cancelan por ser "posible foco de contagio". "No sabemos cómo se va a prolongar o cómo se va a dar continuidad al desescalamiento", ha apuntado Villacís en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno."Estoy segura de que las fiestas volverán a Madrid, pero este año no va a ser posible", ha añadido.

Con esta decisión, las fiestas populares y verbenas de Madrid se suman a la extensa lista de aplazamientos y cancelaciones de eventos, como La Tomatina, las Fallas y San Fermín, por la crisis sanitaria del COVID-19.

Sin haber iniciado todavía la desescalada, parece pronto vaticinar dónde y cómo viviremos el verano. Lo que sí está claro, como se puede leer en este reportaje en laSexta.com, es que no será como los demás. El distanciamiento físico se alargará en el tiempo y el turismo extranjero tardará en volver. La vuelta a la normalidad no será posible hasta que no se encuentre una vacuna para el COVID-19, por lo que estamos a punto de vivir el verano más atípico de nuestras vidas.