Correos ha interceptado en una sucursal de San Cugat del Vallès (Barcelona) una carta que iba dirigida a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y que contenía dos proyectiles en su interior. Según han confirmado a laSexta fuentes del Ministerio del Interior, dicha carta se ha detectado a través de los sistemas de seguridad de Correos del centro ubicado en el municipio catalán.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se encuentran ya investigando estos hechos, que han sido trasladados por el Ministerio del Interior a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Desde el Gobierno regional se han limitado a confirmar a laSexta lo sucedido: "Este asunto es de la Policía, como tantas otras que no vamos a comentar, como no lo hemos hecho nunca".

En esta misma línea se ha expresado la propia Díaz Ayuso en una entrevista concedida a 'Trece TV', asegurando que "a estas cosas hay que darles la importancia que tienen, ninguna". La candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid ha afirmado en dicho medio que "esta gente busca su minuto de gloria" y "no se puede hablar de esto todo el rato". Por eso, ha insistido, no les otorgará "el gusto" de hacerlo: "Ante la violencia, serenidad y desprecio".

El presidente del PP, Pablo Casado, ha confirmado en Twitter que ha hablado con Díaz Ayuso para mostrarle el "apoyo y cariño de sus compañeros".

 

Por su parte, el Gobierno central ha condenado con rotundidad estos hechos y ha trasladado su solidaridad a la presidenta de Madrid. A través de Twitter, el líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha asegurado que "las amenazas a Isabel Díaz-Ayuso y, de nuevo, a María Gámez (la directora general de la Guardia Civil) son amenazas a todos nosotros y nosotras", y se ha mostrado contundente en su rechazo: "Ni tolerantes ni cómplices con la violencia y la propagación del odio. Los demócratas no vamos a consentirlo. Nuestra condena sin paliativos y la mayor repulsa contra estos actos".

 

También lo han hecho los candidatos a presidir el Gobierno madrileño el próximo 4 de mayo. Ángel Gabilondo (PSOE), ha expresado su solidaridad a Díaz Ayuso tras tener conocimiento del contenido de la carta, así como Mónica García (Más Madrid), que ha mostrado toda su "repulsa y condena a las amenazas sufridas", añadiendo que "estos comportamientos no caben en democracia".

Edmundo Bal (Ciudadanos) ha ofrecido todo su "apoyo" a la líder del PP de Madrid y ha denunciado esta "amenaza intolerable": "Espero que nadie le reste importancia, yo la rechazo con la misma firmeza que las dirigidas a otros partidos. No permitamos que esta peligrosa deriva se lleve por delante la convivencia". Por su parte, Pablo Iglesias (Unidas Podemos), que ha también ha recibido una carta con balas, se ha mostrado tajante: "Frente a la violencia no hay 'peros' ni excusas, ni balones fuera. Nuestra más absoluta condena".

Carta a la Dirección de la Guardia Civil

Los sistemas de seguridad de Correos en el Centro de Tratamiento Automatizado (CTA) de Vallecas han detectado también una carta que tenía como destinatario la Dirección General de la Guardia Civil y que contendría cuatro proyectiles. Este suceso tiene lugar pocos días después de que se diera a conocer que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, fueron amenazados de muerte a través de cartas que también contaban con proyectiles en su interior.

Posteriormente, la ministra de Industria, Reyes Maroto, fue víctima de una situación similar al recibir una carta con una navaja ensangrentada, si bien en este caso la Policía ya ha identificado al hombre que la envió: un vecino de El Escorial (Madrid) con graves problemas de salud mental, diagnosticado de esquizofrenia.El diputado de EH Bildu Jon Iñarritu informó en redes sociales de que recibió un paquete con la misma procedencia que el de la ministra Maroto.