Desde este lunes, las empresas deben firmar a los trabajadores que tengan que desplazarse a su puesto de trabajo una declaración responsable que reconozca que no pueden acogerse al permiso retribuido recuperable aprobado este sábado para frenar la expansión del coronavirus, con objeto de facilitar los trayectos necesarios entre su lugar de residencia y su lugar de trabajo.

Así lo recoge un número extraordinario del BOE que incluye un modelo de certificado que justifica que el portador del mismo puede continuar realizando desplazamientos a su lugar de trabajo.

El documento, además de los datos del trabajador, debe adjuntar los datos de contacto de la empresa o empleador para facilitar su comprobación a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El BOE señala que "corresponde a las empresas o entidades empleadoras la decisión sobre las personas específicas que no deben acogerse al permiso retribuido recuperable y que, por lo tanto, deben acudir a sus puestos de trabajo" y especifica que los trabajadores autónomos no están afectados por estas limitaciones.

Las restricciones, especifica, tampoco afectan a la representación sindical y patronal porque, señala, nos encontramos en un contexto "en el que se hace necesario en muchas empresas e instituciones acudir a las consultas y la negociación con la representación de los trabajadores", de modo que "la actividad sindical y la actividad de las asociaciones empresariales ha de mantenerse inalterada".