Corinna Larsen amenazó a la Casa Real con destapar información sobre "sus finanzas y sus conexiones íntimas con el CNI" cuando Zarzuela se negó a entablar una negociación con ella en relación a los supuestos negocios del rey emérito.

Así lo asegura 'El Mundo'. La empresaria alemana remitió una carta a la Casa Real informando de que el rey Juan Carlos le había pedido los 65 millones de Arabia Saudí, pero desde Zarzuela le indicaron que tomarían acciones legales si "involucraba" a Felipe VI en las operaciones de su padre.

En este sentido, en una misiva dirigida a la examiga del emérito aseguraron que el rey Felipe VI no tenía "conocimiento, participación ni responsabilidad alguna" y que se pondría en conocimiento de las "autoridades competentes".

"Su rechazo a poner en marcha unas negociaciones de buena fe y abrir un canal de comunicación es un error"

Ante esta contestación, en la que se insistió en todas las comunicaciones, Corinna advirtió de que estaban cometiendo "un error" al no "poner en marcha unas negociaciones". Así se recoge en los documentos a los que ha tenido acceso 'El Mundo'.

"Nuestra cliente está profundamente preocupada por la posición adoptada en su carta del 21 de marzo. Su rechazo a poner en marcha unas negociaciones de buena fe, designar un representante para abrir un canal de comunicación o iniciar cualquier otro tipo de conversaciones con ella (Corinna) es un error", rezaba la carta firmada por el bufete londinense 'Kobre y Kim'.

La Casa Real insistió en que Felipe VI no participaría en la negociación

Sin embargo, Jaime Alfonsín, jefe de la Casa Real, volvió a insistir en que debía "rechazarse la insinuación relativa a una supuesta inicial participación de Su Majestad el Rey en un proceso de negociación" porque "ni Su Majestad el Rey ni esta Casa tienen conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los presuntos hechos que menciona".

A lo largo de sus comunicaciones con Zarzuela, los representantes legales de Corinna recordaron que "la prensa española y la internacional" publicaron "informaciones que abordan la verdad de los asuntos tratados en la carta del 5 de marzo" y avisaron de que la examiga del rey sería "llamada a declarar" sobre la Fundación Lucum, "que implica directamente a los intereses de Su Majestad el Rey Felipe VI y la Infanta Leonor".

"La Fundación Lucum implica directamente a los intereses de Felipe VI y la infanta Leonor"

Además, Corinna Larsen apuntó que estaba dispuesta a "colaborar con la Fiscalía en cualquier investigación sobre otras estructuras" financieras 'off shore' vinculadas con la Familia Real española y que que testificaría a favor del comisario Villarejo.

Así las cosas, la consultora alemana volvió a tender la mano a la familia real para alcanzar un acuerdo, aunque concluyó su misiva indicando que dejaría "constancia (de lo que sabe) en la prensa y bajo juramento en las investigaciones en Suiza y en España".

Finalmente, Alfonsín le respondió en una carta el 3 de mayo de 2019 remitiendo a todo lo expuesto anteriormente por Zarzuela: el rey Felipe VI no tenía "conocimiento" ni relación con los negocios de su padre.