El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado Conselleria de Educación pondrá en marcha en los próximos días una "potente" informativa sobre la 'vuelta al cole', mientras la Conselleria de Sanidad ofrecerá un 'call center' para que todas las personas, ya sean padres, madres o profesionales, puedan resolver sus "inquietudes" en cuanto al retorno a las aulas ante la situación generada por la pandemia.

Además, se ha acordado la creación de una comisión de seguimiento permanente del curso, en la que estarán el propio 'president', junto a los consellers de Educación y Sanidad, Vicent Marzà y Ana Barceló, además de los secretarios autonómicos de ambos departamentos. Su objetivo es "testar de manera permanente vuelta a las aulas y el desarrollo de este curso excepcional".

Así lo ha anunciado el jefe del Consell tras una reunión con a los dos consellers, en la que también se ha acordado un protocolo para los casos en los que se produzca un contagio en el centro educativo, algo que han admitido que es muy probable que ocurra.

El documento, susceptible de modificaciones, podría incorporar nuevas medidas según lo que se decida en la Conferencia Sectorial de este jueves en la que se dan cita los ministerios de Sanidad y Educación y Formación Profesional y todas las comunidades autónomas para abordar la 'vuelta al cole'. Habrá que esperar pues a lo que se resuelva en este encuentro para poder trasladar el protocolo a la comunidad educativa.

Esperarán a la reunión con Sanidad y Educación para trasladar el protocolo a la comunidad educativa

Preguntado por la posibilidad de que se establezca un permiso retribuido o baja para aquellos padres cuyos hijos tengan que guardar cuarentena, tal y como está estudiando el Ministerio, Marzà cree que es una "cuestión que se ha de valorar" y aunque no es competencia autonómica, considera que sería "una buena medida de conciliación" que vería "con buenos ojos".

El conseller ha recordado que desde finales de julio, la Comunitat Valenciana ya cuenta con una 'hoja de ruta' general para la vuelta al cole acordada con la comunidad educativa, que abarca, entre otras medidas, la contratación de 4.000 docentes adicionales, que ya están contratados, y 3.000 monitores de comedor más.

En todo caso, la situación no es la misma ahora que entonces, ha admitido, por lo que el protocolo es flexible y se adaptará según la evolución de la pandemia. "Somos conscientes de que puede haber algún rebrote", ha apuntado por su parte el president de la Generalitat, Ximo Puig. Por eso, ha defendido "la máxima coordinación entre educación y sanidad para continuar cumplir con el pacto alcanzado con la comunidad educativa, que estará siempre atendida y participando", ha garantizado.