El próximo lunes, 18 de mayo, la Comunidad Valenciana al completo estará en la fase 1 de la desescalada, después de que Sanidad haya autorizado este viernes que las zonas que aún se encontraban en la fase 0 puedan pasar a la siguiente.

El pasado lunes, 11 de mayo, más de 270 municipios valencianos pudieron ingresar en la fase 1, pero no así 14 departamentos de salud, que hasta ahora han permanecido aún en la fase preparatoria.

La consellera de Sanidad de la región, Ana Barceló, solicitó esta semana que pasaran de fase los departamentos que habían quedado fuera, si bien con la condición de que el aforo de espectáculos al aire libre (permitidos en la fase 1 con un máximo de 200 asistentes) se limitara a un máximo de 30. Además, la Conselleria contemplaba no permitir las reuniones de hasta 10 personas en el Departamento de Salud de La Ribera.

La decisión de Sanidad de no permitir a toda la Comunidad entrar a la vez en la fase 1 fue acogida con sorpresa y malestar por parte de la Generalitat valenciana. Así lo expresaba el presidente autonómico, Ximo Puig, esta misma semana en Al Rojo Vivo, donde aseguró que la región no había sido tratada "de manera justa" y exigió que los criterios para el cambio de fase fueran "objetivos".