La Comunidad de Madrid ofrecerá a partir del lunes 18 de mayo "una alternativa" para sustituir los menús para niños vulnerables que no pueden acceder a los comedores escolares ante el cierre de los colegios por la crisis del coronavirus.

Así lo ha explicado la región madrileña vía comunicado, señalando que es el 18 de mayo cuando finaliza el acuerdo con las empresas que han prestado este servicio hasta ahora.

Pese al cambio, el Ejecutivo madrileño defiende que los menús incluían "una dieta equilibrada".

No obstante, la Comunidad de Madrid defiende una vez más que "los menús que se han ofrecido durante este tiempo han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas, pensando en una dieta equilibrada y variada".

Así, el Ejecutivo madrileño sostiene que en dichos menús "se incluyeron ensaladas, pasta, yogures y fruta, y se ofrecía también la posibilidad de alternar en las comidas legumbres, arroz, verduras y pescado".

Por su parte, Telepizza anuncia la finalización de su acuerdo con la Comunidad de Madrid "satisfecha por su contribución a paliar, de manera excepcional, una situación de emergencia". La compañía afirma que aceptó este acuerdo, "deficitario para la marca", por responsabilidad con un colectivo vulnerable en situación de urgencia y apuntan que dejará de ofrecer sus menús a escolares el 14 de mayo.

El vicepresidente de la región, Ignacio Aguado, ya adelantó ayer que se debían "buscar alternativas" para que los niños tengan una alimentación "saludable", si la situación se alarga en el tiempo. "A nadie se le escapa que de continuar más días y semanas en una situación como la actual debemos buscar alternativas para que estas familias puedan seguir teniendo una dieta saludable en sus casas", indicó el político de Ciudadanos.

Confrontación con el Gobierno central

Estos menús, preparados por Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes, han sido muy polémicos y un motivo de confrontación entre el Gobierno regional y el Ejecutivo Central.

Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid justifican que la medida "se tomó en un momento de urgencia". Pero la Vicepresidencia de Derechos Sociales ha pedido en una carta, a la que ha tenido acceso laSexta, un informe para justificar la "idoneidad y el carácter saludable y equilibrado" de esos menús, a base de pizza, bocadillos o pasta.

Esta ha sido la condición impuesta para que la administración autonómica pueda recibir la parte que le correspondería de los fondos aprobados en el Consejo Interterritorial de Servicios Sociales para garantizar el derecho a la alimentación de los menores más vulnerables y que recibían becas comedor.

La factura que presentó la Consejería de Educación de Madrid correspondiente a estos menús asciende a 1.049.861 euros, pero defienden que se han gestionado con fondos propios y que volverán a justificar dichas comidas ante el Gobierno central como les ha sido requerido.

En la nota enviada al Gobierno regional, el Ejecutivo también instó a buscar "otro proyecto alternativo que garantice de forma más completa la alimentación de estos niños y niñas afectados por el cierre de los comedores escolares", ya que la opción de Madrid "ya no es puntual para un caso de emergencia, sino que es prolongada durante semanas o meses".

Ayuso defiende los menús

A pesar de la críticas que han suscitado el contenido de estos menús, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, los ha defendido. Durante un pleno en la Asamblea de Madrid,y frente a las críticas de la oposición, Ayuso aseguró que para los menores "no es un problema que les den pizza" y más cuando tiene que estar "en sus casas confinados y 'jartos' de estar ahí".

De igual manera lo hizo cuando recibió críticas por parte de la Fundación Gasol, que mostró su "enorme preocupación" por la alimentación que recibían los pequeños más vulnerables durante la pandemia. "Estos menús han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas y no solo se ha tenido en cuenta la cantidad de calorías, sino otros aspectos como la fibra, vitaminas y minerales necesarios que aportan", reivindicó Ayuso, respondiendo a los hermanos Gasol.