El único diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, votará sí a la investidura del candidato socialista Pedro Sánchez tras cerrar este jueves un acuerdo por el que el Gobierno se compromete a que la reforma de la financiación autonómica sea "justa y constitucional" para los valencianos.

Baldoví ha señalado que se trata de "un buen acuerdo" que permitirá a la formación votar favorablemente al candidato socialista el mismo domingo 5 de enero.

En nueve puntos, el documento especifica un plazo de ocho meses para que haya una nueva propuesta de financiación autonómica "y mientras no se produzca esa reforma, en los presupuestos generales del Estado se garantizará a la Generalitat Valenciana la prestación de los servicios públicos al mismo nivel que el resto del Estado".

Respecto a la atención social y sanitaria, el Ejecutivo asegura que a lo largo de la legislatura cumplirá "de forma paulatina" con la financiación del 50% que debe aportar la Administración General del Estado a las comunidades autónomas para la financiación de la ley destinada a las personas en situación de dependencia.

También se activarán los fondos de garantía asistencial y de cohesión sanitaria lo que, en el caso de la Comunidad Valenciana y según Baldoví, permitirá atender a los desplazados, cuyo número aumenta significativamente en los meses de verano debido al turismo.

Además, el Gobierno se compromete a cumplir, a través de los presupuestos, la cláusula de inversiones territorializadas introducida en el Estatuto de Autonomía para "que contemple una inversión equilibrada y sostenible" en la Comunidad. En definitiva, que se adecuen las inversiones al peso poblacional.

En el texto, el Ejecutivo también garantiza que el mes siguiente a la investidura se dotará presupuestariamente la parte que corresponde a la Administración General del Estado para pagar la anualidad 2019 de la deuda que el Consorcio Valencia 2017.

Baldoví ha valorado que el documento cite tres prioridades que son "muy importantes" para la Comunidad Valenciana como las inversiones en la red de cercanías "principalmente en territorio de Castellón", la conexión del aeropuerto de l'Altet con Alicante y Elx y el túnel pasante de Valencia.

Los socialistas también adquieren el compromiso de ampliar el puerto de Valencia, impulsar estructuras hídricas para la protección de la Albufera, mejorar la seguridad en las cuencas mediterráneas garantizando el suministro de agua e incorporar energías renovables.

Baldovi ha subrayado que el texto incluye la defensa de la agricultura valenciana y que cualquier acuerdo con países terceros que permita la importación de productos agrícolas deberá contar, antes de su ratificación, con un estudio del impacto sobre la agricultura.

Además, el documento recoge el reconocimiento a la singularidad agraria mediterránea y una financiación para combatir las plagas que amenazan el campo valenciano, como la xylella.

Finalmente, el acuerdo incluye el compromiso de trabajar conjuntamente, la administración central y autonómica, para el cumplimiento de la normativa ambiental y la ampliación de recursos para planes de residuos.