La declaración de la renta es, para las la mayoría de los usuarios, uno de los trámites más farragosos a llevar a cabo. Por ello, no es de extrañar que muchas de ellas se presenten con errores, algo que puede costar al ciudadano una multa. Sin embargo, hay una forma de subsanar estos fallos una vez se ha entregado la renta.

Una de las costumbres más repetidas es la de entregar la renta sin comprobar antes el borrador o sin rectificar algunos de los datos actualizados. En este sentido, debes ser conscientes de las posibles multas que puede acarrear estas actuaciones.

¿Cuáles son las multas de la declaración de la renta?

Un despiste en la declaración de la renta puede convertirse en la multa de mañana. Por este motivo, es importante conocer bien los pasos a seguir en la declaración de la renta y cumplir cada uno de ellos. Solo así, podrás librarte de las posible sanciones de Hacienda:

-Datos incorrectos. Los datos erróneos o incompletos pueden suponer multas de 150 euros. Por otro lado, la no actualización del domicilio fiscal puede suponer una multa de 100 euros.

-Documentos falsos. Aquellos contribuyentes que introduzcan en sus rentas documentación, justificaciones o facturas falsas para obtener un beneficio mayor a 3.000 euros, podrían responder con una sanción del 50% al 150% de la cantidad estafada.

-Deducciones o bonificaciones erróneas también son sinónimo de multa, pues obtener un resultado más beneficio en la renta puede suponer una multa del 15% de la cantidad recibida. En el caso de contar también con datos erróneos, incrementaría la sanción en 300 euros.

-Fraudes. Si el contribuyente utiliza medios fraudulentos, se considerará una falta muy grave ( superiores a los 30.000 euros, o muy graves, superiores a 300.000 euros) y la sanción puede alcanzar hasta el 150%. S se trata de un fraude millonario, la respuesta de Hacienda podría ir más allá de una multa, podría ir acompañada de ayudas públicas, subvenciones e incluso la suspensión profesional.

Por otro lado, entregar la declaración de la renta fuera del plazo establecido por la Agencia Tributaria puede obligarnos a pagar un recargo. Este recargo será del 5% si el contribuyente realiza la gestión antes de que lo requiera la Administración; del 10% si han trascurrido 3 meses desde el final de la campaña de la renta, del 15% desde los 6 a los 12 meses siguientes y del 20% junto a los intereses de demora si se realiza más de 12 meses después del fin. En el caso de que el resultado del IRPF fuese a devolver, la sanción de Hacienda por la tardanza es de 100 euros.

Si la Agencia Tributaria ha notificado al usuario la demora y la declaración sale a pagar, tendrá que hacer frente a una multa que puede ir desde el 50% hasta el 150% de la cantidad correspondiente más intereses. En caso de obtener un resultado negativo, se ha acordado un único recargo de 200 euros.

Qué puedo hacer si he presentado la declaración de la renta con errores

En el caso de haber entregado una declaración de la renta con errores, puedes corregirlos antes de que termine la campaña. Es decir, hasta el 30 de junio.

Ya sea que el error afecta al resultado de la declaración de la renta o si no, para modificar el trámite debes acudir a la Campaña de la renta 2021 y selecciona la opción 'todas las gestiones'. Acto seguido, debes acudir a 'servicios de renta' y a 'modificar una declaración ya presentada', como explica el vídeo de la Agencia Tributaria. Aquí debes identificarte con tu DNI o cl@ve. Accede a modificar declaración. Selecciona el tipo de trámite que deseas presentar y selecciona la casilla 127 para informar de la modificación.

Acto seguido, solo tendrás que introducir tus datos y realizar los cambios, tal y como se explica en el tutorial de la Agencia Tributaria.