Los menores de 60 años con una dosis de AstraZeneca que estaban a la espera de completar su pauta de vacunación contra el coronavirus finalmente recibirán un pinchazo de Pfizer como segunda dosis.

Así lo han acordado la Comisión de Salud Pública este martes, tras conocer los resultados del estudio del Instituto de Salud Carlos III que avalan la combinación de ambas vacunas. Países como Alemania, Francia, Portugal, Suecia y Finlandia también han optado por esta pauta mixta.

Dicha institución ha indicado que los resultados preliminares del ensayo CombivacS, en el que han participado 676 pacientes, apuntan que mezclar ambas marcas es seguro y eficaz.

Ahora, con la decisión de la Comisión de Salud Pública, se despeja la incógnita de qué vacuna recibirá el millón de personas que estaba a la espera de su segunda dosis tras vacunarse con AstraZeneca y que deberían empezar a completar su pauta la semana que viene.

Asimismo, se ha planteado la posibilidad de que aquellas personas que no deseen ponerse Pfizer de segunda dosis y, dadas las circunstancias extraordinarias, puedan ponerse AstraZeneca. Esta cuestión se seguirá debatiendo en Comisión de Salud Pública.

El pasado 30 de abril, Salud Pública decidió ampliar a 16 semanas el intervalo entre dosis para este grupo, a pesar de la recomendación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) de seguir administrando la segunda dosis de AstraZeneca entre cuatro y 12 semanas tras la primera.