La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha rechazado la posible entrada en prisión del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont y sus 13 conselleres, que la Fiscalía se plantea pedir por las acusaciones de rebelión, sedición y malversación que pesan sobre ellos.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, la regidora ha abogado por "confrontar la irresponsabilidad" del Gobierno de Junts pel sí "en las urnas con argumentos" y no en la cárcel.

"Hace falta política y no venganza", ha defendido la líder de los comunes. Según fuentes fiscales, la Fiscalía podría pedir el ingreso cautelar en prisión durante las vistillas para la adopción de medidas cautelares que Lamela ya prevé en su auto celebrar esos días tras el interrogatorio de los investigados.

 

Esta petición podría sustentarse en el riesgo de fuga, dada la gravedad de las penas -hasta 30 años de cárcel por rebelión-, y de reiteración delictiva.

El expresidente catalán Carles Puigdemont y los 13 exconsellers del Govern están citados el jueves y el viernes a declarar en la Audiencia Nacional, mientras que ante el Tribunal Supremo lo harán, los mismos días la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y otros cinco miembros de la Mesa.