La líder de Coalición Canaria, Ana Oramas, parece haber levantado su veto a Unidas Podemos y tras calificar de "complicado y diabólico" el escenario resultante de las elecciones del 10N, ha dicho que "Coalición Canaria (2 escaños) está para ayudar a desbloquear" la situación.

"¿Ya no veta a Podemos?", le han preguntado directamente en una rueda de prensa en el Congreso: "Esa decisión no se ha tomado aún en mi organización", ha contestado, y ha asegurado que Podemos "se pone la piel de cordero. Quiero ver a qué renuncia. A lo mejor Podemos se desdice de todas sus posiciones".

"¿Ya no veta a Podemos?", se le ha preguntado y ha dicho: "Esa decisión no se ha tomado aún en mi organización".

Su postura dista mucha de la que mantuvo su partido en julio, cuando la investidura fallida de Sánchez. Entonces, la formación canaria votó en contra asegurando que jamás apoyaría un Gobierno con Unidas Podemos. Hoy no ha sido tan rotunda.

Ahora le han recordado esas palabras y se le ha preguntado si lo mantiene: "Pedro Sánchez no podía dormir con Podemos. Si ahora cree que no hay riesgo pues que nos lo explique", ha respondido.

Preocupación por Cataluña

A su juicio, el acuerdo con Podemos "es un canto al sol que no dice nada y lo puede asumir cualquiera", ha asegurado, al tiempo que se ha mostrado sorprendida por cómo se están desarrollando los acontecimientos.

Ha expresado también su preocupación por la situación en Cataluña y "Coalición Canaria necesita saber la postura de Sánchez (...) Un país no puede depender de fuerzas a las que no les interesa la estabilidad del país".

A continuación ha añadido: "A ERC le trae al pairo la estabilidad y el bienestar de este país".