Asaltar el Parlament de Cataluña. Ese era uno de los objetivos que encargó el llamado 'CNI catalán' a los ERT, los Equipos de Respuesta Táctica, la facción más violenta de los Comités en Defensa de la República. Así consta en en uno de los autos de prisión de los CDR detenidos y acusados, entre otras cosas, de terrorismo.

laSexta ha tenido acceso a ese auto judicial: "En la instrucción constan conversaciones telefónicas en las que se habla de la existencia de un plan de conspiración contra las instituciones del Estado, que consistiría en el asalto y posterior ocupación de forma ilegal del Parlamento de Cataluña en el precitado día 'D', con el fin último de subvertir el orden constitucional". Fuentes jurídicas confirman que los nueve detenidos pretendían actuar entre el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre y la sentencia del 'procés'.

Los detenidos pretendían actuar entre el segundo aniversario del 1-O y la sentencia del 'procés'.

"El desarrollo del plan, encomendado por parte del denominado 'CNI catalán', se habría asumido y planificado por parte del propio ERT, estando implicados en varias de las iniciativas que conformarían dicho plan. En este contexto, se ha observado por medio de intervención telefónica a Guillem Xavier Duch no sólo tener conocimiento de tales hechos, sino que habría mostrado de manera expresa su plena disposición a participar en el asalto al Parlamento", reza el auto.

Compra de productos químicos

El auto añade información sobre los pinchazos telefónicos a Guillem Xavier : "En otra conversación telefónica de Guillem X. Duch con Jordi Ros, integrante del 'Núcleo productor', y que por esa fecha ya había empezado a adquirir productos químicos, en la que comunica a Guillem que deberían empezar a mover las cosas porque las noticias avanzan desfavorablemente"".

Por todas estas "pruebas", el juez asegura que "son indicios racionales suficientes, de que sin ningún género de duda sitúan a Guillem X. Duch Palau con un conocimiento avanzado de la planificación terrorista que se estaba gestando en el seno del ERT".

La hermana del expresident

Los detenidos habrían actuado además como enlace entre Quim Torra y Carles Puigdemont para el intercambio de "documentación secreta y sensible". Para ello, cinco de los detenidos se habrían visto con la hermana del expresident en "una reunión secreta" el 15 de septiembre de 2018; según fuentes jurídicas a laSexta, para establecer un sistema seguro de comunicaciones. "Fue un ensayo de infraestructura de cómo organizar cosas que no fue más allá".

La hermana de Puigdemont "participó en un encuentro cuyas características exigían unas grandes medidas de seguridad que fueron asumidas y adoptadas por parte del ERT, consiguiendo llevar a término la misma". Fuentes jurídicas apuntas que ese encuentro se realizó en un coche en marcha.

Según el auto judicial, los ERT se reunieron con la hermana de Puigdemont para intercambiar información "secreta y sensible".

"Efectivamente, tras un pormenorizado análisis de las intervenciones telefónicas entre Ferrán Jolis y otro miembro del ERT, Xavier Buigas LLobet, se obtuvo que ese día el ERT organizó, planificó y ejecutó una reunión secreta in itinere con la hermana del ex Presidente Carles Puigdemont con la intención de entregar documentación sensible y establecer comunicaciones seguras entre el expresidente huído de la justicia española Puigdemont y el actual presidente de la Generalitat Joaquim Torra. En la misma, además de Guillem Xavier Duch Palau, participaron Ferrán Jolis Guardiola, Eduardo Garzón Bravo, Clara Borrero Espejo y David Budria Altadill, integrantes todos ellos del ERT".

En un comunicado emitido este lunes, la hermana de Puigdemont, Anna Puigdemont, ha negado ser el enlace entre el expresidente y el actual president. Asegura que es "materialmente imposible" que haya participado en esa reunión por "razones familiares perfectamente acreditadas y documentadas”.

Actos que atribuye a los CDR

El auto se refiere también a unos hechos ocurridos el 1 de febrero de este 2019, donde apunta que "Guillem Xavier junto con otros tres miembros del ERT (Eduardo Garzón Bravo, Jordi Ros Sola y David Budria Altadill), participaron en un acto delictivo que consistió en el derrame de gran cantidad de aceite en la calzada de la carretera C-55, sin previo aviso, al paso del convoy que trasladaba a los políticos presos del centro penitenciario de Lledoners a Madrid, lo que generó un grave riesgo para la seguridad vial y, por ende, para las personas que circulaban por la citada carretera."

El auto judicial involucra a los acusados actos "delictivos" contra el traslado de los presos y durante un Consejo de Ministros en Barcelona.

También hace hincapié en la preparación, formación y medios a los integrantes de los ERT y que dicha formación "ha sido puesta en práctica por sus integrantes en diversas ocasiones como en los disturbios durante el Consejo de Ministros celebrado en Barcelona el 21/12/2018 o la planificación y el derramamiento de aceite en la C55 al paso de un convoy escoltado por Guardia Civil, ya mencionado".