El Partido Popular y Ciudadanos han logrado sellar un acuerdo de gobernabilidad para el Ayuntamiento de Madrid por el que el candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida, será el alcalde de la capital, mientras que la vicealcaldesa será Begoña Villacís. Todo ello a la espera de la decisión de Vox, cuyos cuatro ediles son necesarios para que este acuerdo vea la luz.

Ambos candidatos han comparecido ante la prensa tras la reunión mantenida en el Edificio de Grupos a un día del Pleno de investidura. Con este acuerdo queda descartada la posibilidad de una Alcaldía de alternancia entre ambos por un periodo de dos años cada uno y se sortea el mayor escollo en la negociación: el puesto de alcalde. Cs y PP han pergeñado un acuerdo programático de 80 medidas.

Tal y como ha expuesto Villacís, esta es "la hoja de ruta de esta ciudad", y estos puntos les "comprometen", pues "serán el eje de las medidas de Cs y de PP". Vox no ha estado presente en esta reunión. Almeida ha asegurado que se han intercambiado "documentos programáticos" con la formación liderada por Santiago Abascal, y que "el votante de centro-derecha no podría entender que este cambio se frustrara con un programa tan sensato como este".

 

En este sentido, Villacís ha reiterado que el acuerdo es de Cs y PP, que dará lugar a un gobierno "sensato y liberal".

Tras reconocer que ha sido "un día largo" y "una semana larga", ambos han mostrado su "satisfacción" de anunciar que han pactado "un acuerdo de gobernabilidad que pondrá fin a los años de Carmena". Se han agradecido mutuamente la generosidad en la negociación y se han mostrado preparados y seguros para comenzar a gobernar la capital.

"Hemos sido generosos, hemos primado intereses de los madrileños, hemos primado las urnas, y lo hemos tenido que hacer para garantizar ese cambio", han apuntado.

Por su parte, Vox está reclamando concejalías de distrito y algún área de Gobierno para apoyar el acuerdo al que han llegado PP y Ciudadanos.