La Ciudad Autónoma de Ceuta ha señalado que iniciarán "lo antes posible" el proceso de devolución de los menores marroquíes que han entrado en la ciudad esta semana, de los que ha identificado a 438, después de haber recibido desde este jueves hasta 4.400 llamadas telefónicas de familiares que dicen "tener hijos" allí.

Así lo ha explicado la consejera de Presidencia del Gobierno ceutí, Mabel Deu (PP), quien ha calificado como una "situación terrible" la entrada de estos niños "en lo que supuso una manipulación agresiva contra la voluntad de las personas", en relación a la avalancha del lunes y el martes.

De hecho, ha asegurado que muchos de los menores llegados aseguraban que iban a Ceuta "de excursión" o incluso a "ver un partido de fútbol con Ronaldo" y "luego se volvían". "No es crisis migratoria, es otra cosa", ha criticado.

Mabel Deu ha comentado que desde que ayer se habilitó por el Gobierno local una línea telefónica para recibir las llamadas de los familiares que tenían a niños en la ciudad se han "recibido más de 4.400 llamadas": "Estamos haciendo un trabajo incansable para tener cuanto antes los datos de estos menores y realizar la vuelta a su casa".

El Gobierno ceutí ha manifestado que incluso se está pensando en utilizar el servicio de emergencias 112 "para atender las llamadas de familiares que están desesperados y poder devolverlos lo antes posible".

Mabel Deu ha dicho que el objetivo es que estos menores "estén con sus progenitores en el menor tiempo posible" porque entienden "la preocupación y la angustia de muchas familias que no saben dónde están sus hijos".

Por el momento, el Gobierno ceutí ya ha identificado a 438 menores, de los cuales 208 permanecen en la nave del Tarajal mientras que los 230 restantes han sido trasladados al albergue provisional de Piniers.

"No sabemos cuántos menores han entrado ya que muchos están en otros lugares o por las calles pero lo cierto es que seguimos trabajando para realizar cuanto antes las identificaciones de los niños", ha añadido.