Francisco Lobo, secretario general técnico de la Consejería de Sanidad en la Comunidad de Madrid, ha sido imputado en la pieza que investiga la trama Púnica, en la que también están imputadas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes.

Tras hacerse pública su imputación, Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid por Ciudadanos, ha confirmado que "ha sido cesado en el Consejo de Gobierno de este martes y ocupará su plaza de funcionario cómo y cuándo corresponda.

El juez de la Audiencia Nacional que investiga este caso, Manuel García Castellón, ha citado a declarar como investigado a Francisco Lobo al considerar que validó algunos de los contratos, supuestamente amañados, que el PP utilizó para financiarse de manera ilegal.

El dirigente, que ocupa un puesto en la Consejería de Sanidad en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso también fue secretario general técnico de la Consejería de Economía y Hacienda durante los Gobiernos de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes.