Ante el estado de alarma declarado por la crisis sanitaria del coronavirus, el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid ha lanzado una serie de recomendaciones para las comunidades de vecinos, tanto de edificios como urbanizaciones.

Estas van dirigidas especialmente a "conserjes, porteros, limpiadores, vigilantes y personal de mantenimiento". Entre ellas destaca la clausura de "todas las áreas y espacios comunes", a las que solo debería acceder quien se encargue del mantenimiento y la limpieza.

Una medida que afecta a "vestuarios, saunas, gimnasios, canchas deportivas, zonas ajardinadas, parques infantiles, zonas exteriores de recreo y salas comunes".

 

Además, CAFMadrid aconsejado la "utilización individual del ascensor" para evitar contacto entre vecinos, así como el empleo de guantes y mascarillas en la limpieza diaria, que se debe "extremar" en zonas donde haya riesgo de contagio, como los porteros automáticos o los pasamanos de las escaleras.

Por otro lado, se recomienda a los vecinos que "reduzcan al mínimo imprescindible la utilización de servicios de paquetería".

Asimismo, deberían suspenderse todas las "juntas generales de propietarios, tanto ordinarias como extraordinarias".