Utilizar otras instalaciones como el patio, la biblioteca o el comedor para recuperar las clases presenciales y mantener la distancia de seguridad. Esta es la nueva propuesta que ha realizado la ministra de Educación, Isabel Celaá, para que todos los alumnos puedan reincorporarse a los centros escolares a partir de septiembre.

En una entrevista en 'RNE', la titular de Educación y Formación Profesional ha indicado que los problemas que surjan durante la vuelta al colegio en el próximo curso "se tendrán que solucionar con espacios alternativos". "Si los países nórdicos dan clase al aire libre con un clima mucho más frío, ¿por qué no vamos a poder hacerlo nosotros cuando haga buen tiempo?", ha señalado.

Los alumnos de Infantil y Primaria no alternarán las clases presenciales y telemáticas

Asimismo, ha asegurado que, en caso de tener que alternar las clases presenciales y telemáticas para garantizar la seguridad, serán los estudiantes "más mayores" los que se acojan a esta opción, "nunca los de Educación Infantil o Primaria".

Y es que, esta fue una de las propuestas que se hizo antes de comenzar el plan de desescalada por la pandemia. En caso de que no se pudiera retomar la actividad presencial por el riesgo de contagio, los alumnos alternarán entre los dos tipos de educación.

En cuanto a los posibles rebrotes, Celaá ha destacado que los grupos propone el ministerio, con un máximo de 20 alumnos, "permitirán controlar muy bien la situación si se produce algún rebrote en un centro". En este sentido, ha apuntado que "hasta 5º de Primaria los alumnos se relacionan solo con sus compañeros" de curso, lo que "hace más fácil perimetrar los módulos".