Último Consejo Interterritorial antes de que finalice el estado de alarma este domingo. Las Comunidades Autónomas acuden expectantes a esta nueva reunión con el Ministerio de Sanidad y en pleno proceso para decidir cómo y qué medidas aplican cuando este 9 de mayo decaigan las restricciones contempladas en el decreto del estado de alarma.

El Gobierno ha insistido en su idea inicial hasta el último momento: no prorrogar más ese estado excepcional. Considera que las autonomías tienen los recursos suficientes para aplicar medidas que controlen la pandemia de coronavirus. Al tratarse de derechos fundamentales que afectan directamente a los ciudadanos, si las regiones quieren restringir la movilidad, poner toques de queda o limitar el número de personas que pueden reunirse, deberán justificarlo debidamente ante el Tribunal Superior autonómico correspondiente. Pero hay una novedad importante. Este mismo miércoles el Gobierno ha modificado por decreto que sea el Supremo el que tenga la última palabra. Así, tratan de evitar la disparidad de criterios en los juzgados. Las CCAA podrán acudir al Supremo si el tribunal autonómico rechaza sus planes y será el Alto Tribunal el que marque jurisprudencia.

Con estas novedades, los líderes autonómicos llegan divididos a esta reunión. Varios se han mostrado molestos con la idea de tener que someter sus planes a la decisión final de un tribunal, otros avanzan con sus equipos legales en nuevas medidas y algunos esperan que en esta reunión se alcance un consenso sobre qué hacer.

Así, el presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo se mantiene a la espera de esta reunión y de la que va a mantener con el comité clínico gallego, que se inclina por seguir aplicando cierres perimetrales en los municipios. Prevén tener listas las medidas para este fin de semana.

Desde Madrid, la presidenta en funciones está estudiando un decreto con medidas que según ha podido saber laSexta se daría a conocer esta misma tarde o el jueves.

Mientras, en Andalucía, el también gobierno del PP, ultima su propia "hoja de ruta" que incluye que no haya toque de queda en la comunidad, una apertura gradual de la actividad comercial en dos fases y el cierre de municipios con alta incidencia bajo autorización judicial.

Por su parte, el presidente de la Región de Murcia, el también popular Fernando López-Miras, censura al Gobierno de Sánchez por negarse a una prórroga pero no ha concretado qué restricciones pondrá en marcha. López-Miras sí ha pedido un plan B al Ministerio de Sanidad porque la incidencia sigue siendo elevada.

Desde Cataluña, han avanzado que a partir del 9 de mayo terminarán el toque de queda nocturno y las restricciones de movilidad para entrar y salir. Misma idea tienen en Aragón. Lambán está "convencido" de que no será necesario adoptar nuevas medidas. También el presidente Revilla ha descartado por ahora aplicar nuevas restricciones en Cantabria.

Muy cerca, el lehendakari Urkullu se ha mostrado más restrictivo. Preparan un nuevo decreto para publicar el lunes 10 de mayo con el objetivo de mantener las medidas actuales "en la medida de lo posible". Castilla y León ha anunciado hoy mismo que con el fin del estado de alarma cesará el toque de queda y el cierre perimetral aunque no descartan aplicar medidas en el futuro relacionadas con el semáforo pactado en el Consejo Interterritorial.

La Rioja también implantará un nuevo semáforo. Su plan provisional, al que ha tenido acceso laSexta, contempla recomendaciones sobre el máximo de personas en reuniones, reducción de aforos en comercios, hostelería, academias y deportes, entro otros.

En Asturias, el ejecutivo de Adrián Barbón anunciaba este mismo martes una relajación de las medidas en la hostelería pero aún no han trascendido sus planes en cuanto a cierres o limitaciones de reunión.

En la Comunidad Valenciana, Ximo Puig se decanta por seguir con una "desescalada prudente y progresiva". La Generalitat pedirá permiso al Tribunal Superior de Justicia para mantener un toque de queda más reducido, si bien las limitaciones se decidirán a finales de semana con las directrices de la Interterritorial.

En Navarra se levanta el cierre perimetral tras el fin del estado de alarma y se ampliará el horario de los bares hasta las 22 horas. Además propondrá un toque de queda entre las 23 y las 6 horas. Medidas que entrarían en vigor con un nuevo decreto a las 00.00 horas del 9 de mayo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha levantará el cierre perimetral cuando decaiga el estado de alarma este 9 de mayo pero es partidario de mantener otras medidas para evitar los contagios como el uso de la mascarilla y el toque de queda. Emiliano García-Page ha anunciado que esta misma semana firmará un decreto con las medidas, aunque solicitarán criterios homogéneos para todo el país.

Extremadura, que encara el fin del estado de alarma con su mejor situación epidemiológica en meses, defiende que este estado excepcional tenía que terminar y también alaba la modificación que permite ahora que las CCAA puedan acudir al Supremo.

En las islas, Canarias pide al Gobierno central la puesta en marcha de medidas extraordinarias en el archipiélago, sobre todo en lo referente a controles en los puertos y aeropuertos y también mecanismos para controlar la reunión de grupos. En Baleares, el Govern se ha manifestado a favor de mantener los controles sanitarios en puertos y aeropuertos.

Otros temas sobre la mesa

Además del escenario que se dibujará a partir del 9 de mayo en adelante, la campaña de vacunación también estará sobre la mesa del Gobierno y las autonomías.

El consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, insistirá en su solicitud de que la vacuna de AstraZeneca se administre a menores de 60 años, puesto que "nadie comprende por qué ahora mismo no se están utilizando" estas dosis.

Y Cataluña hará lo propio con su petición de ampliar el intervalo entre dosis de Pfizer hasta las 8 semanas aunque ya la Comisión de Salud Pública decidió que se mantendría en los 21 días que marca su ficha técnica.

Además, Sanidad y comunidades compartirán información sobre el certificado verde digital, el informe anual de violencia de género 2018-2019 y el sello de buenas prácticas en el Sistema Nacional de Salud en las estrategias de salud sexual, salud reproductiva y actuaciones sanitarias frente a la violencia de género.