Cayetana Álvarez de Toledo ha pedido la dimisión del presidente del partido, Pablo Casado, por la crisis abierta entre la dirección nacional y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a cuenta de un contrato adjudicado a un amigo del hermano de la 'popular' y por la que este habría obtenido comisiones.

La diputada del PP ha afirmado que esta es "la mayor crisis, desde luego la más absurda e inaudita en la historia del Partido Popular", en declaraciones durante el acto de presentación de su libro "Políticamente indeseable" en la Fundación Valentín de Madariaga de Sevilla.

Para la diputada popular, esta crisis "solo tiene un responsable y no es casualidad que todavía no haya comparecido". Así, entiende Álvarez de Toledo, esta es "una muestra más de su desesperante debilidad", en referencia a Pablo Casado.

"Lo cierto es que para impedir como sea un congreso en Madrid, Pablo Casado ha provocado la urgente necesidad de un congreso en toda España".

De este modo, ha resuelto que se ve "obligada" a hacer "algo difícil, que es pedir la dimisión de Pablo Casado como presidente del Partido Popular". "Tiene que poner su cargo a disposición de los militantes para que sean ellos, cuanto antes, los que elijan una nueva dirección". Con esta afirmación, los asistentes al acto han roto en aplausos.