Cataluña baja del millar de nuevos contagios por coronavirus tras varios días de incrementos, aunque suben los fallecidos diarios al sumar 10 defunciones más.

La región ha notificado 557 nuevos positivos en las últimas 24 horas, mientras que los pacientes hospitalizados ascienden hasta los 659, 17 más que ayer, lunes. De estos, 130 están ingresados en UCI, uno más que el día anterior.

El riesgo de rebrote (EPG) se sitúa en 146,72, un punto menos que la víspera. Esta cifra se ha estabilizado y baja lentamente, aunque aún se encuentra en la franja de riesgo alto (por encima de 100).

Por otra parte, la tasa de contagio (Rt) ha crecido una centésima en los últimos siete días y se ha situado en 1,02, es decir, que cada infectado contagia de media a poco más de una persona, lo que mide la velocidad de reproducción de la enfermedad.

En cuanto a la incidencia acumulada (IA) en los últimos siete días en Cataluña, es decir, el número de casos confirmados por PCR por cada 100.000 habitantes, se ha situado en 72,89.

Cataluña prohíbe fumar sin distancia

Precisamente este martes han entrado en vigor en Cataluña las medidas acordadas por Sanidad y las comunidades autónomas el pasado viernes. Así, queda prohibido fumar en espacios públicos cuando no se pueda guardar una distancia mínima interpersonal de dos metros.

Asimismo, la resolución publicada en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) recoge restricciones al horario de la hostelería, cuyos locales deben cerrar como muy tarde a las 01:00 horas y no podrán admitir clientes a partir de la medianoche.

En los establecimientos se deberá garantizar una distancia mínima de 1,5 metros entre mesas o grupos de mesas, en las que, en cualquier caso, no se podrán reunir más de 10 personas.

Además, se recomienda a la ciudadanía no realizar reuniones sociales fuera del grupo de convivencia habitual y se limitan, en todo caso, a 10 personas como máximo. La Generalitat asimismo ha recordado hoy que continúa vigente la prohibición de consumir alcohol en la vía pública en toda Cataluña.

 

Continúan los cribados masivos

Por otra parte, continúa la realización de pruebas PCR en algunas de las zonas más afectadas por el aumento de contagios. Este martes ha comenzado el cribado en el barrio de Ca n'Oriac, en Sabadell, tras detectar un incremento de casos entre los vecinos de 15 a 35 años.

El objetivo es evitar un rebrote más agresivo en la localidad, la quinta ciudad más poblada de Cataluña, donde hace unas semanas ya se realizaron más de 3.000 test en los barrios del sur, que detectaron un 1,8% de infectados asintomáticos.

Además, Salut continuará haciendo un cribado de COVID-19 en el barrio del Besòs i el Maresme de Barcelona, donde el lunes ya se sometieron a la prueba 567 vecinos. La intención allí es llevar a cabo 400 test diarios hasta el miércoles, 1.200 en total, a vecinos de varias calles donde se han concentrado el mayor número de casos en las últimas semanas.

El Departamento ya llevó a cabo el fin de semana un cribado masivo en el barrio de Torre Baró, donde hizo 836 test PCR, de los que un 3% dieron resultado positivo.

Este mes, las autoridades sanitarias catalanas han iniciado una nueva estrategia para tratar de atajar los brotes, realizando pruebas masivas a la población en aquellas zonas donde aumenten los casos para detectar a los asintomáticos y aislarlos para romper así la cadena de transmisión.

Hasta ahora, se han hecho cribados en las poblaciones de Ripollet, Sabadell, Terrassa, Vilafranca del Penedès y Santa Coloma de Gramenet. Este martes se iniciará uno en Benifallet (Tarragona) y se preparan ya nuevos cribados en otras poblaciones.