Los alumnos de 12 a 16 años serán vacunados en los propios institutos si el calendario de inmunización de esta franja de edad coincide con el inicio del curso en septiembre, ha anunciado este sábado el conseller de Educación, Josep González-Cambray. En una entrevista en Catalunya Ràdio, el conseller ha asegurado que ayer habló con el titular de Salud, Josep Maria Argimon, en relación con la vacunación de adolescentes, después de que la Agencia Europea del Medicamento (AEM) autorizara la inmunización de los menores de 12 a 16 años con Pfizer.

Según González-Cambray, el objetivo de la Generalitat, "para hacerlo más fácil", es que los alumnos sean vacunados en los propios institutos, siempre que la inmunización de esta franja de edad comience a partir del mes de septiembre. Los primeros en vacunarse serán los adolescentes con algún tipo de dependencia y, posteriormente, el resto de jóvenes serían inoculados en los centros educativos en función del calendario: "Si es en agosto, obviamente no", ha precisado.

El conseller ha anunciado que, de cara al próximo curso, continuarán los grupos burbuja en los centros educativos aunque, en función de la evolución de la pandemia, posteriormente se podrían tomar decisiones "para flexibilizar" esas medidas. González-Cambray ha avanzado que es "muy posible" que el próximo curso escolar empiece sin mascarillas en la aulas, una opción que el Departamento de Educación defiende "evidentemente" desde un punto de vista pedagógico, aunque dependerá de cómo avance la inmunidad de la comunidad.

Respecto a las pruebas de la selectividad, el conseller ha explicado que se llevarán a cabo con las mismas medidas que el año pasado y que se fijará una fecha alternativa a los alumnos que no puedan hacerlas por estar confinados. Asimismo, ha garantizado que el próximo curso mantendrán a los 8.000 docentes que fueron contratados a raíz de la pandemia -"los recursos del sistema educativo siempre son necesarios y bienvenidos"- y no ha descartado que esas plazas se conviertan en estructurales: "nos lo planteamos todo".

Respecto a futuros cambios en las pruebas de acceso a la universidad, el conseller se ha mostrado partidario de una selectividad que permita al alumnado "aprender de forma mucho más competencial y útil". "Estamos preparando a alumnos para superar un examen, sobre todo, y tenemos que preparar a los jóvenes para que tengan las mejores herramientas y sepan tomar las mejores decisiones en la vida", ha abundado.

Por su parte, en una entrevista en RAC 1 la jefa de Medicina Preventiva y Epidemiológica del Hospital Vall d'Hebron, Magda Campins, ha defendido que los países ricos deberían vacunar solo a los adolescentes con patología de base y "ayudar" a que en los pobres se pueda inmunizar a personas mayores y a miembros de colectivos esenciales.

Aboga por no llevar mascarilla en las escuelas "si la situación es segura"

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, ha abogado este sábado por eliminar la obligatoriedad de llevar la mascarilla en las escuelas "si la situación es segura", algo que dice que dependerá de la inmunidad de grupo y el ritmo de vacunación contra el Covid-19.

Lo ha defendido en una entrevista de Catalunya Ràdio después de que la Generalitat anunciara que la Conselleria de Educación, a través del plan de actuación para el curso 2021-2022, revisará el uso de la mascarilla en la educación primaria a partir de septiembre si la situación epidemiológica así lo permite.

El conseller ha situado entre sus prioridades "reforzar el acompañamiento emocional de los jóvenes en los centros", el mismo objetivo que dijo tener el nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en su primera entrevista tras su investidura. Por otro lado, ha asegurado que el actual modelo de bachillerato "tendrá un nuevo currículum que permitirá a los jóvenes tener un aprendizaje transversal", pero que seguirá siendo un ciclo de dos años.

De cara a la Selectividad en Catalunya -las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) que se celebrarán del 8 al 11 de junio-, ha afirmado que transcurrirán en los institutos "con máxima seguridad" sanitaria y con protocolos y medidas preventivas para evitar contagios de Covid-19.