Buena parte los nuevos contagios de coronavirus que se están produciendo en la 'nueva normalidad' se originan en el ocio nocturno. Así lo confirmaba este miércoles Salvador Illa en el Congreso, donde indicó que la mayoría de los brotes activos en nuestro país están vinculados a este ámbito, a las actividades de recogida de fruta o las reuniones familiares.

El ámbito familiar y el del ocio nocturno son espacios en los que "se relajan las medidas" de prevención, según advirtió el ministro de Sanidad. En este sentido, también Fernando Simón alertaba la semana pasada de que los brotes asociados a la noche y eventos festivos pueden implicar a personas de "múltiples lugares" y generar una transmisión difusa. "Son los que más nos preocupan", reconoció.

En este contexto, el president Quim Torra avanzó este miércoles que la Generalitat se plantea cerrar el ocio nocturno en toda Cataluña para frenar la transmisión. "Se está estudiando la posibilidad de cerrar el ocio nocturno en toda Cataluña; pienso que es importante porque tenemos un problema con los jóvenes con la Covid y las prevenciones", afirmó, durante la sesión de control al Govern en el Parlament.

En este sentido, el secretario de Salud Pública, Josep María Argimón, también sugirió ayer que "quizás, en algunos momentos, no tenemos que quedar a altas horas de la noche", ya que "la sociabilización es diferente" a esas horas.

Una medida, la de restringir la actividad de ocio nocturno, que ya se aplica en buena parte del área metropolitana de Barcelona, ​​la Noguera y el resto del Segrià, así como en los municipios de Figueres y Vilafant.

No obstante, a juicio del secretario general de Spain Night Live, Joan Boadas, extenderla a toda la región supondría "un golpe letal al sector". Según advierte, si se cierran los locales, "se va a promover la práctica del ocio nocturno ilegal", como botellones y fiestas particulares.

Otras regiones ya han restringido el ocio nocturno

Lo cierto es que los locales de ocio nocturno tienen un problema, y es que, incluso si cumplen las normas de prevención, no pueden evitar las aglomeraciones en el exterior. Es lo que ocurrió el pasado fin de semana en una zona de discotecas al sur de Gran Canaria, donde un gran número de jóvenes coincidió sin mascarillas y sin respetar las distancias de seguridad. Algo similar a lo que ocurría en los alrededores de un chiringuito de la playa de Maspalomas.

Por su parte, una discoteca de Bilbao ha optado por cerrar, de forma voluntaria, después de que, a pesar de respetar el aforo máximo, dos de sus clientes dieran positivo en coronavirus. El ocio nocturno también está en el origen de brotes como el relacionado con una discoteca de Córdoba, que deja casi un centenar de casos positivos.

Cataluña, en cualquier caso, no es la primera comunidad en restringir el ocio nocturno. Repasamos qué territorios lo han hecho ya:

Navarra

El foco que afecta al barrio de Mendillorri, en Pamplona, que ha retrocedido a la fase 2, también está "relacionado con el ámbito social y de ocio nocturno", de acuerdo con el Ejecutivo regional.

Precisamente, el Gobierno de Navarra anunció el miércoles un decreto por el que se limita el horario de apertura de los locales, que no podrán abrir durante la madrugada y deberán cerrar de 02:00 a 06:00 horas. Una medida que afecta a bares, cafeterías, restaurantes, cafés espectáculo, salones recreativos, cibercentros, bingos, salones de juego, salones deportivos, discotecas y salas de fiesta, pero también a sociedades gastronómicas y peñas.

Además, el Ejecutivo foral ha prohibido el "botellón" y otras reuniones similares en lugares públicos entre las 02:00 y las 06:00 de la madrugada.

Murcia

También la Región de Murcia prohibía esta semana el ocio nocturno en el interior de los locales, quedando limitado así a las terrazas y exteriores, con los clientes sentados y guardando las distancias de seguridad. El Gobierno de Fernando López-Miras adoptaba esta decisión después de que decenas de personas se contagiaran en locales de la zona de fiesta de Atalayas, en Murcia capital.

Las autoridades sanitarias murcianas han pedido a todas las personas que acudieran a locales de esta zona en el mes de julio que guarden cuarentena y se realicen una prueba PCR, un llamamiento que han hecho también para aquellos que acudieran a un pub de Totana cerrado tras acumular varios contagios. Como consecuencia del brote originado en dicho local, el municipio volverá a la fase 1 de la desescalada.

Aragón

En Aragón, otra de las zonas donde más preocupan los rebrotes, en las zonas en fase 2 flexibilizada está cerrado el ocio nocturno. El presidente autonómico, Javier Lambán, señaló el martes que el ocio nocturno "puro y duro va a estar absolutamente erradicado durante mucho tiempo" y que el botellón "va a ser perseguido de forma absolutamente inmisericorde".

Lambán aclaró que los establecimientos de ocio nocturno con licencia de actividades compatibles con otro tipo de usos de la hostelería "no tienen por qué sufrir el rigor de esta medida" porque "podrán seguir abiertos". Sin embargo, discotecas, espacios de baile y demás no podrán ejercer su actividad "porque es un foco de contagio y se ha demostrado hasta la saciedad absolutamente letal", dijo.

Comunidad Valenciana

La Generalitat de la Comunidad Valenciana, por su parte, adoptó la medida de cerrar el ocio nocturno en Gandía y Peñíscola, debido a brotes originados en zona de locales de fiesta d estos muncipios.

Baleares

Baleares, por su parte, decidió cerrar los locales de ocio y venta de alcohol en calles de las zonas mallorquinas de Magaluf y el Arenal, así como establecer una limitación a las reuniones (de 70 personas en lugares abiertos y 30 en cerrados) y castigar con multas de hasta 600.000 euros para quienes se lucren con fiestas que superen el aforo permitido.

País Vasco

En Euskadi, las localidades de Ermua, Bergara, Eibar, Tolosa y Zarutz tienen limitaciones a la actividad hostelera, cuyos establecimientos tienen que cerrar a las 23:30 horas. Además, no se pueden celebrar fiestas, verbenas y eventos populares.

Botellones prohibidos

Otras comunidades autónomas, además de Cataluña, como Castilla y León, Cantabria y Andalucía podrían adoptar restricciones próximamente. En Málaga, los empresarios del sector amenazan con denunciar a la Junta si decreta el cierre.

"Cuando se produce un brote en un edificio de oficinas, no se cierran todos los edificios de oficinas de la región. Si se produjese un brote en una discoteca, entendemos que se cierre ese local, pero no todos los establecimientos de este tipo", señala en este sentido Juan Rambla, vicepresidente de la Federación Andaluza de Discotecas.

No obstante, Andalucía ha anunciado ya que prohibirá los botellones, que ya son ilegales en Galicia, Navarra y localidades como Cáceres y Toledo, mientras que Zaragoza estudia sumarse en breve.