El comité del Plan de Protección Civil de Cataluña (Procicat) ha aprobado este lunes, a propuesta del Departamento de Salud, pedir al Ministerio de Sanidad que autorice que Barcelona y su área metropolitana y Lleida avancen el jueves, 18 de junio, a la fase 3 del plan de desescalada.

Si el Gobierno central aceptara esta petición, estas zonas se unirían a las de Tarragona y Girona y toda Cataluña estaría en la fase 3 durante el fin de semana. Si bien, esta etapa de la desescalada solo estará vigente hasta el domingo, 21 de junio, fecha en la que decae el estado de alarma tras la última prórroga.

Hoy han avanzado a la fase 3 Castilla-La Mancha y la Comunitat Valenciana al completo, así como las provincias de León, Zamora, Valladolid, Burgos, Palencia, Girona y el área de Cataluña Central. Así, solo quedan en la fase 2 Madrid, el área de salud de Lleida, el área metropolitana de Barcelona, Salamanca, Ávila, Segovia y Soria.

Madrid pasará directamente a la nueva normalidad

Por su parte, la Comunidad de Madrid accederá a la nueva normalidad sin pasar por la fase 3. Así lo ha indicado Isabel Díaz Ayuso, que considera que "no tiene sentido" pedir el cambio si el próximo domingo, 21 de junio, decae el estado de alarma con la última prórroga.

"No hace falta que solicitemos el cambio. Lo hemos estado pensando y no tiene sentido", ha señalado la presidenta madrileña en una entrevista en 'El Programa de Ana Rosa', en la que también ha defendido que su Ejecutivo se ha mostrado "cauto" y "precavido".

Sin embargo, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, informó el pasado viernes, 12 de junio, de que hoy pediría el cambio a la fase 3. Entonces, argumentó la petición en que "el descenso de casos COVID-19 es muy significativo y seguimos mejorando en el rastreo de casos sospechosos".