Cataluña ha apostado por ir un paso más allá y aplicar las restricciones más duras de toda España para el ámbito hostelero con el objetivo es frenar la segunda oleada de coronavirus.

A partir de este viernes y durante las próximas dos semanas, los bares y restaurantes permanecerán cerrados y sus clientes solo pueden hacer uso del servicio de comida a domicilio. También han echado el cierre las casas de apuestas, los casinos y las salas de bingo.

Por su parte, los locales comerciales tienen que reducir el aforo al 30% del permitido por licencia, salvo en los establecimientos minoristas de alimentación, productos higiénicos, farmacias o centros de veterinaria. En estos casos, el aforo se reduce al 50%.

Si nos vamos al mundo del espectáculo y la cultura, se podrán llevar a cabo actividades en teatros o cines, siempre que el público acuda con asientos preasignados, se haga un registro de los clientes y no se supere el aforo del 50% de la capacidad permitida.

La limitación en las reuniones, las clases presenciales en la Universidad y el aforo en actos religiosos, pendientes del TSJC

También tienen que cerrar durante dos semanas parques y ferias de atracciones, así como establecimientos de actividades lúdicas infantiles en espacios cerrados. Los parques y jardines al aire libre sí pueden abrir sus puertas, pero solo se puede hacer uso de sus instalaciones hasta las 20:00 horas.

Además de estas restricciones, el Govern ha incluido en su última orden la limitación de seis personas en las reuniones familiares o de carácter social, la reducción del aforo en los actos religiosos al 50% y las clases virtuales en la Universidad. Estas medidas estaban en el aire, si bien ya han sido ratificadas por parte del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

La Generalitat también ha pedido a la ciudadanía que reduzca al máximo su movilidad y los contactos sociales. En este sentido, ha instado a hacer "sacrificios limitar al máximo los movimientos fuera del domicilio", como "ir a ver familiares y amigos", algo que ha recomendado que se deje para más adelante, para evitar nuevos posibles brotes de coronavirus.

Las autoridades catalanas han registrado, en las últimas 24 horas, 2.853 contagios nuevos de coronavirus y 15 fallecimientos. Con estos datos, ya son 194.298 los positivos y 13.577 los decesos que se han producido hasta el día de hoy. En cuanto a los datos hospitalarios, en estos momentos hay 1.101 personas ingresadas en planta, 39 más que ayer, y 191 en UCI, tres más que la jornada anterior.