El gobierno de Castilla-La Mancha ha publicado en el diario oficial de la región el nuevo decreto de medidas para frenar la pandemia de la COVID-19, que incluye como novedad la prohibición de venta de alcohol entre las 22:00 y las 8:00 horas excepto en la hostelería y la restauración.

Esta prohibición refuerza el impedimento del consumo de alcohol y otras actividades no permitidas en la vía pública, ha informado la Junta en una nota, en la que precisa que la comunidad autónoma y los ayuntamientos aplicarán las sanciones correspondientes.

Las medidas acordadas en el Consejo Interterritorial de Sanidad del viernes 14 de agosto entrarán en vigor la próxima medianoche e incluyen el cierre de discotecas, salas de baile, clubes y resto de locales dedicados al ocio nocturno.

Respecto a los lugares de alterne o prostíbulos, queda suspendida la actividad independientemente de la licencia de actividad con la que cuentan. La nueva normativa recomienda a la ciudadanía la limitación de los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable.