La Comunidad de Castilla y León ha decidido mantener su plan de adelantar el toque de queda a las 20:00 horas, a pesar de la advertencia de Sanidad. El acuerdo entrará en vigor a las 20:00 horas del sábado 16 de enero, según han explicado fuentes del Ejecutivo autonómico en un comunicado difundido esta tarde. Según un informe de los Servicios Jurídicos de la administración autonómica, esta decisión la avala el artículo 10 del Real Decreto 956/2020 de 3 noviembre.

Al autorizar la prórroga del estado de alarma, se acuerda la modificación de este artículo, permitiendo "modular, flexibilizar y suspender" la limitación de la libertad de circulación de las personas siempre que sea en horario nocturno prevista en el artículo. Además, ha decretado el confinamiento perimetral de todas las provincias y ha limitado a cuatro personas las reuniones en domicilios como medidas para intentar paliar el nivel de contagios.

Estas medidas también entrarán en vigor desde este sábado a las 20:00 horas y se mantendrán durante todo el estado de alarma. Así lo ha anunciado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, quien ha detallado las medidas acordadas tras informar de su decisión a los diferentes grupos parlamentarios y, horas después, a los alcaldes y presidentes de diputación con el fin de homogeneizar todas las acciones.

Igea ha explicado que el decreto del estado de alarma permite limitar el horario nocturno y los servicios jurídicos de la Junta entienden que este es el que va "desde el ocaso hasta el amanecer" y a las 20:00 horas, dicen, ya es de noche.

Sanidad dice 'no' a adelantar el toque de queda a las 20:00 horas

Pese a lo anunciado por Castilla y León en lo referido al toque de queda, desde Sanidad confirman a laSexta que el toque de queda puede decretarse, como pronto, a las 22:00 horas. Así lo establece el Real Decreto 926/2020 que rige el actual estado de alarma, por el cual se hace obligatorio un toque de queda que vaya de 23:00 a 6:00 horas, pudiendo modificarse una hora antes o una hora después en cada franja.

La decisión se ha adoptado con el objetivo de reducir el nivel de contagios que actualmente registran una subida "en pared" similar a que tuvo lugar en marzo. Estas nuevas restricciones se suman a las que ya se pusieron en marcha en el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado el pasado martes y que pasan por el cierre en el interior de los establecimientos hosteleros, la clausura de gimnasios, centros comerciales y salas de apuestas, además del cierre perimetral de la Comunidad.

Las regiones que plantean el confinamiento domiciliario

La rapidez con la que han subido los casos tras las vacaciones de Navidad ha hecho que diversas comunidades propongan al Ejecutivo un confinamiento domiciliario como el que ya experimentamos el pasado mes de marzo. Entre estas regiones están la propia Castilla y León, Andalucía, Asturias y Murcia.

Según apuntó ayer jueves el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, "no es momento de hacer ningún otro cálculo" y es "razonable" pensar en esta posibilidad. Según Igea, esta medida podría ser necesaria "en muy pocos días" si la curva sigue subiendo como en las últimas jornadas.