El Gobierno ha accedido finalmente a tramitar como proyecto de ley su plan de choque frente a la crisis económica por la guerra en Ucrania, que se vota este jueves en el Congreso de los Diputados. Un extremo al que el Ejecutivo en un principio se oponía y que el PP incluía entre sus exigencias para facilitar su convalidación.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero -designada por Pedro Sánchez como interlocutora con el principal partido de la oposición en materia económica- así lo ha confirmado este miércoles en una carta dirigida al vicesecretario de economía del PP, Juan Bravo, en la que no obstante reprocha a los populares su falta de discreción en las negociaciones con el Ejecutivo.

Así, Montero afea al PP haber "enviado inmediatamente a los medios" la misiva que remitió a la ministra. "En mi caso he mantenido la prudencia y discreción acordadas, necesarias en cualquier negociación", desliza en la carta, en la que agrega: "Entenderás que tras la presión mediática que habéis generado, dé a conocer el contenido de esta respuesta".

En la misiva, la ministra asimismo manifiesta la disposición del Gobierno a llegar a acuerdos con el PP, apuntando a aspectos como la encallada renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), uno de los 11 puntos que Sánchez pide a Alberto Núñez Feijóo para "reconstruir consensos".

Con respecto a las propuestas económicas del PP, Montero señala que el documento "requiere de un análisis profundo" e incide en la necesidad de estudiar "el impacto económico y presupuestario" de las mismas. Un aspecto, apunta, que "no viene reflejado en el mismo".

La titular de Hacienda recoge asimismo la disposición del Gobierno para tramitar el decreto anticrisis como proyecto de ley e incide en las medidas de este relativas al precio de la luz y los combustibles. Una misiva que concluye expresando el convencimiento de que un pacto entre ambos partidos "sobre elementos nucleares que afectan a la ciudadanía" sería "una forma eficaz de ejercer la política".

Negociación Gobierno-PP

Entretanto, fuentes de Moncloa a laSexta señalan que la decisión de tramitar el decreto como proyecto de ley no es una respuesta a la carta del PP, sino que se adopta porque los grupos parlamentarios con los que ha hablado el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, así lo han solicitado. Apuntan, además, que esto no garantiza el apoyo del PP y que aún desconocen cuál será el sentido de su voto.

En cualquier caso, según fuentes consultadas por esta cadena, la ministra Montero llamó el martes a Bravo para tratar asuntos económicos, tal y como Sánchez había trasladado al líder del PP. Este miércoles, Bravo ha remitido una carta a la ministra que, al mismo tiempo, ha enviado a los medios de comunicación, como esta reprocha en su carta.