Dos propiedades familiares de Javier Ortega Smith en la localidad asturiana de Figueras amanecieron ayer con una bandera LGTBI, otra de Gibraltar y otra de la república. Los hechos, producidos durante la madrugada de San Juan, han sido catalogados por el diputado de Vox como un ataque.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha recriminado lo que ha denominado "un allanamiento" y un "asalto", y ha condenado que algunos medios no lo hayan valorado con tal gravedad. "Los medios lo llaman 'tratastada', contra Vox vale todo", ha espetado por Twitter.

 

El líder de la formación de extrema derecha ha aquejado que "mientras otros se victimizan por unas caceroladas y tienen sus casas blindadas por decenas de agentes... las casas de los familiares de Ortega Smith sí son asaltadas y allanadas". Así, ha afirmado, "están empeñados en que esto acabe mal".

 

El diputado tiene varias viviendas en Castropol, Figueras, de donde procedía su padre y donde transcurrió su infancia. Sin embargo, ahora tienen uso industrial. Algunos vecinos de Figueras catalogaron la aparición de tres banderas en las casas de Ortega Smith en la localidad como una "trastada" de la tradición de la noche de San Juan.