El Gobierno se mantiene firme: los hijos no son propiedad de los padres. "Una familia homófoba no puede tener el derecho a que su hijo también lo sea", ha dicho Isabel Celaá, ministra de Educación en El Correo.

A ello, Pablo Casado ha respondido comparando esta postura con el comunismo y manteniendo que sus hijos son suyos. "¿Dicen lo mismo que dicen a las familias en Cuba, que los niños son de la revolución?".

El líder del PP recurre al artículo 27 de la constitución, que recoge el derecho de los padres para que sus hijos "reciban la formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones".

"¿Consagra la libertad de los padres para que decidamos la educación de nuestros?", se ha preguntado Casado.

Desde el Gobierno mantienen el requerimiento de retirar esta censura parental. Afirman que la Comunidad no tiene competencias para cambiar el contenido de los sistemas curriculares obligatorios. "Son asignaturas obligatorias que persiguen la educación integral, es un derecho que tienen los menores y que no se lo pueden arrebatar", ha asegurado en laSexta Noche la Ministra y portavoz del Gobierno María Jesús Montero.

Es un ataque a la Constitución, según la líder del PSOE en Andalucía. "No es un veto parental, sino una censura reaccionaria a derechos constitucionales", ha indicado vía Twitter.

Porque, precisamente, para criticar este veto Rufián también recurre al artículo 27 de la carta Magna que dice: "La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a las libertades fundamentales".

"El propio artículo 27 de la Constitución reconoce la educación basada en derechos fundamentales tan de moda por el 'pin neardental', o parental, depende de cómo se llame", ha indicado Rufián en laSexta Noche.

Errejón reclama al PP que abandone, dice, la Edad Media. "Le tenemos que pedir al PP que por lo menos vuelva al siglo XX porque ha dado un paso de dos siglos atrás".

Vox continúa con su presión para que también se aplique en Madrid. Rocío Monasterio, en El Independiente, culpa al PP de entregarse a las "leyes de ideología de género" en la Comunidad. "Son contenidos que se meten en por la puerta de atrás y los padres se enteran cuando el niño llega a casa y en la merienda dice que le han dicho que pruebe a cambiar su identidad de género", ha declarado.

Por ello, Vox exigirá a Ayuso el 'pin parental' para aprobar los presupuestos.